Liberan a los soldados en Hidalgo; los presentan al MP

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 Pachuca, Hgo. Luego de tres horas de tensión, los pobladores de Santa Ana Ahuehuepan, del municipio de Tula, entregaron vivos pero severamente golpeados a los tres soldados que habían retenido la mañana del domingo y a los que amenazaron con linchar, luego de un enfrentamiento de los militares con presuntos huachicoleros, en el cual un civil resultó muerto y otro más herido de gravedad.

Los soldados, cuyos nombres no han sido revelados, fueron entregados por los pobladores de Santa Ana a un capitán de la Policía Militar, de apellido Pimentel, para evitar el operativo que las fuerzas federales estaban preparando para rescatar a los uniformados.

Los pobladores pidieron al capitán Pimentel y a Abraham Mendoza, delegado Estatal de Programas para el Desarrollo del gobierno federal, que actuó como intermediario. que los soldados furan puestos a disposición del Ministerio Pública como presuntos responsables de la muerte del civil. 

Alrededor de las 13:00 horas del domingo los tres soldados fueron llevados a las oficinas del Ministerio Público Federal de Tula, el cual determinará su situación legal en las próximas horas.

En el momento más tenso de la situación, un helicóptero de la Policía Federal sobrevolaba el poblado, decenas de soldados realizaban un despliegue en las cercanías de Santa Ana y una comision de pobladores hablaba con el capitán Pimentel y Mendoza Zenteno, 

Durante la reunión, los vecinos aseguraron que un vehículo de militares entró al centro de Santa Ana realizando detonaciones de arma de fuego, mientras perseguía a unos hombres que iban a bordo de una camioneta.

Según los pobladores, durante la persecución resultó muerto un individuo identificado como Víctor Manuel Reyes García, de 40 años y con domicilio en la carretera Tula-Tepetitlán; otro, de nombre Miguel Ángel Hernandez Jiménez, conocido con el mote de El Piraña, de 20 años, resultó gravemente herido por los disparos.

 La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) no emitió de inmediato ningún posicionamiento sobre estos hechos.

La Procuraduría General de Justicia del estado de Hidalgo (PGJH) inició la carpeta de investigación correspondiente por lo que resulte por la muerte de un hombre herido de arma de fuego.

El hombre fue llevado en estado agonizante a una clínica de Tula, donde minutos después perdió la vida. A media tarde su cuerpo no había sido reclamado por familiares.

En cuanto al paradero de Miguel Ángel Hernandez Jiménez, alias El Piraña, hay versiones de que a pesar de las heridas que sufrió, fue llevado por los pobladores de Santa Ana Ahuehuepan a un lugar desconocido para evitar que fuera detenido.

La tarde del sábado los pobladores de Santa Ana habían colocado barricadas en los accesos del poblado para evitar el ingreso de las fuerzas federales.

Santa Ana Ahuehuepan es una localidad que, según declaraciones del pasado mes de agosto de Mauricio Delmar Saavedra, titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo, es huachicolera. Los pobladores protegen y evitan la detención de integrantes de bandas delictivas dedicadas a la extracción y venta ilegal de combustible.

El pasado 30 de agosto una mujer y un hombre, dedicados a la elaboración y venta de tortillas, fueron linchados por pobladores instigados por supuestos ordeñadores de ductos de Pemex.

El hombre murió a causa de la salvaje golpiza que le propinaron, mientras que la mujer fue calcinada viva luego de que le arrojaron gasolina y le prendieron fuego.

La pareja dejo a tres menores de edad huérfanos. A cuatro meses del linchamiento, ninguno de los autores del doble crimen ha sido detenido.

Segundo enfrentamiento de militares con civiles en el estado

La madrugada del pasado 8 de enero pobladores de la localidad de El Aserradero, del municipio de Cuautepec, se manifestaron en la base militar ubicada en esa localidad para exigir la entrega de soldados señalados presuntamente de haber matado a dos jóvenes en un retén, segun informó la Secretaría de Seguridad Pública municipal.

De acuerdo a la dependencia, alrededor de las 22.15 horas del lunes 7 de enero se recibió el reporte de dos personas heridas con arma de fuego en esa localidad del municipio de Cuautepec.

Al llegar a El Aserradero, elementos de la unidad 1010 de Protección Civil del municipio de Cuautepec localizaron a dos jóvenes muertos por heridas producidas por arma de fuego, identificados como Miguel y Christian C.H., ambos hermanos de 20 y 21 años, quienes se encontraban en el interior de un Volkswagen GTI, color negro, con placas de circulación HGS-234-B.

En la carrocería y cristales del parabrisas del vehículo se encontraron varios impactos de bala de calibre aun no determinado. Los cristales de la puerta del lado del conductor quedaron destrozados por las balas.

En el lugar un grupo de vecinos denunció que los jóvenes fueron acribillados por elementos del Ejército a cargo del teniente Teléforo Ordaz Valerio al negarse a detener el vehículo en un retén.

Según la Policia Municipal, los pobladores, alrededor de las 2.40 horas de la mañana, se trasladaron a la base militar que se encuentra en esa localidad para exigir la entrega de los presuntos culpables.

Sobre el asunto la XVIII zona militar no ha hecho ningún pronunciamiento.

El municipio de Cuautepec se ubica en los límites de Hidalgo con Puebla y es considerado por autoridades federales como "foco rojo" por la presencia de bandas dedicadas a la extracción ilegal y venta de combustible proveniente de tomas clandestinas de ductos de Pemex.

Últimas noticias