El gobierno que se fue, facilitador del saqueo: AMLO

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

 

Ayala, Mor. En la ceremonia de la firma del decreto para declarar 2019 como el año del Caudillo del Sur, Emiliano Zapata Salazar, el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a actuar con justicia y a enfrentar, siempre con el apoyo de la gente, los graves problemas nacionales después de que, dijo, “nos dejaron un país muy complicado. El gobierno que se fue, el viejo régimen, no estaba para servir al pueblo, era un gobierno que servía de facilitador para el saqueo, para el robo.

“Por eso ahora tenemos que llevar a cabo los cambios que se necesitan. Tenemos que hacer el ajuste necesario en el gobierno para que ya no se permita la corrupción. Que no haya saqueo, que no haya impunidad y que todo lo que se tenga del presupuesto se destine al bienestar de nuestro pueblo”, subrayó.

Después de que Jorge Zapata, nieto del Caudillo del Sur, al tomar la palabra pidió al Presidente que clausure la termoeléctrica construida en Huesca, porque “no queremos vivir en zozobra”, el mandatario se comprometió a presentar en un mes una propuesta.

“Esa obra que no se debió realizar, pero que se hizo por los intereses que dominaban anteriormente, costó formalmente, alrededor de 20 mil millones de pesos del presupuesto público que es dinero de todos. Sería muy irresponsable” tomar una decisión así demagógica; “tenemos que actuar con responsabilidad, el presupuesto es dinero del pueblo”, dijo el mandatario federal.

Se tiene que valorar lo que significa esa inversión.

-¿La dejamos ahí tirada?- preguntó.

-¡Síiii!-, se escuchó.

“Déjenme que analice las consultas, las opciones. (La termoeléctrica) no es de una empresa privada, es de una empresa del pueblo que ya no se va a privatizar”, subrayó en el pabellón multimedia en el Axocoche, que forma parte del balneario ejidal, donde se realizó la ceremonia, al cumplirse cien años del asesinato de Zapata.

Planteó llegar a un acuerdo. “Por ejemplo, pensando en voz alta, por qué no se cuida antes que nada el medio ambiente, es decir, el agua... y en el caso de que se resolviera, que Ayala y Morelos pagaran la mitad de la tarifa de energía eléctrica”. La gente rechazó el planteamiento.

López Obrador ofreció entonces que Ayala no pagara nada “y que los excedentes se comercialicen a bajo precio en Morelos. Pero no dejar una obra así”.

Dijo no tener problemas de conciencia “porque siempre luché en contra de la corrupción del periodo neoliberal, y en un mes voy a decirles cual es mi propuesta y aquí se va a decidir”, de forma democrática.

Previamente, Jorge Zapata resaltó: “Hemos visto que nuestro Presidente trae las agallas suficientes para recomponer lo que los gobiernos anteriores destrozaron y destruyeron”.

La termoeléctrica representa en Ayala “un problema grande que crearon el gobierno corrupto de (Felipe) Calderon y (Enrique) Peña Nieto”, mencionó. Refutó a José María Sainz, asesor del gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, sus dichos de que la termoeléctrica va porque es en beneficio para la sociedad.

“Se equivoca Sainz, esa termoeléctrica nunca la pedimos ni la vamos a dejar trabajar. Mi abuelo luchó por tierra, libertad y agua, y no vamos a permitir que gente extranjera se venga a adueñar de los recurso que son de todos los ayalenses”, subrayó.

“Jamás, nunca voy a manchar el nombre de mi abuelo por dinero y carteras públicas”, comentó.

El Presidente señaló que es cuestión de justicia dedicar 2019 en homenaje a Emiliano Zapata Salazar. Durante el año habrá un programa para recordar al Caudillo del Sur, además de que toda la papelería del gobierno llevará su nombre.

 

Últimas noticias