El desabasto en CDMX, por un doble sabotaje a ducto: AMLO

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Viernes 11 de enero de 2019, Ciudad de México. El desabasto de combustible en Ciudad de México se originó por un doble sabotaje al ducto Tuxpan-Azcapotzalco, donde, luego de reparar una primera fuga se volvió a cerrar tras una nueva afectación, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador. Destacó que no habrá marcha atrás en el combate al robo de hidrocarburos y anunció una nueva fase del operativo con mayor vigilancia en los ductos.

Por su parte, la Secretaría de Gobernación detalló que fueron congeladas las cuentas bancarias vinculadas a dicho delito; mientras, el Ministerio Público Federal señaló que está abocado a perseguir en flagrancia a quienes cometen los robos.

Ayer, el mandatario se refirió al problema de escasez de gasolina que se agudizó en Ciudad de México en días recientes. Explicó que “se originó porque hubo un sabotaje a un ducto de combustible de gasolinas de Tuxpan a Azcapotzalco. Se reparó, se restableció el servicio, ayer todo el día, y volvieron a bloquear, volvieron a afectar el ducto”.

La proyección era normalizar la distribución en el valle de México a las 5:00 horas de ayer; sin embargo, en la noche del miércoles se volvió a detectar una afectación por lo que “se abrió el ducto y se tuvo que cerrar” de nueva cuenta, indicó en conferencia de prensa en Palacio Nacional.

Además, hizo un nuevo llamado para solicitar la ayuda de la ciudadanía en el combate al huachicoleo y agradeció a los automovilistas que han evitado hacer filas y esperan llenar los tanques de sus vehículos hasta que lo necesitan.

Vamos a seguir desplegando todas las acciones que sean necesarias. No va a haber marcha atrás, ni un paso atrás, ni siquiera para tomar impulso. Vamos a enfrentar este flagelo”, recalcó.

Como parte de la estrategia de seguridad, anunció el inicio de una nueva fase en la que se reforzará la vigilancia en mil 600 kilómetros de los seis principales ductos del país, pero continuará el abasto a gasolineras por medio de pipas.

Anunció que se crearán bases de vigilancia a lo largo de las instalaciones, sobre lo cual ofrecerá detalles el próximo lunes.

Por su parte, la titular de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, sostuvo que el gobierno federal ha emprendido distintas acciones legales en coordinación con la Unidad de Inteligencia Financiera (de la Secretaría de Hacienda) como parte del operativo, tras lo cual detectaron algunas de las cuentas bancarias relacionadas con el robo de combustible, las cuales fueron congeladas para atacar el problema en todos sus niveles.

Precisó que ya se iniciaron las carpetas de investigación “relativas a estas gentes que estaban involucradas que, como decía el Presidente, no solamente son los de abajo, sino los de cuello blanco que tenían toda una red de distribución y en ese sentido se está actuando”.

Informó que fueron detenidos algunos de los responsables de los sabotajes registrados en semanas recientes y puestos a disposición del Ministerio Público Federal.

Refuerzan operativos

La Policía Federal, el Ejército y la Marina también ampliarán los operativos en carreteras para detectar las pipas pirata que transportan gasolina robada.

En tanto, Alejando Gertz Manero, encargado de despacho de la Procuraduría General de la República (próxima Fiscalía General), explicó que están “trabajando fundamentalmente sobre la flagrancia, es decir, las personas que están haciendo este daño al país, que están utilizando los bienes de la nación para beneficiar a unos cuantos, a ellos es a los que nos estamos dedicando con mayor esmero, porque esa es la manera en que el Estado mexicano defiende sus intereses y su patrimonio”.

Aunque reconoció que la reforma legal para convertir al robo de hidrocarburos en delito grave –pendiente de aprobación en el Congreso de la Unión– les daría mayores herramientas en la persecución de este delito, aseguró que no han tenido problema en la integración de las averiguaciones de las carpetas correspondientes y de la judicialización de los casos, pero aclaró que no ofrecerá detalles de las personas detenidas para mantener el secreto y respetar el debido proceso.

Más tarde, el presidente López Obrador se reunió en Palacio Nacional con la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, para dialogar sobre el desabasto de gasolina en la capital del país.

Últimas noticias