Descarta Ssa "grave riesgo epidemiológico" por influenza

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La Secretaría de Salud (Ssa) descartó que el país este en “grave riesgo epidemiológico” por influenza.

Hugo López Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la dependencia, dijo en conferencia de prensa que “estamos en el comportamiento habitual de las temporadas de influenza.

“De hecho comparada con la temporada de 2015-2016, y 2016-2017 e incluso 2017-2018 estamos por debajo”. No obstante, dijo que el número de casos registrados se debe, entre otras cosas, a que el fenómeno se presentó antes.

Aunque no hay una fecha precisa, “típicamente es cuando empieza octubre y en este caso inició curiosamente desde el 15 de septiembre”.

El funcionario expuso que hasta el momento se han confirmado mil 938 casos de influenza, y 143 muertes.

La Ssa añadió que actualmente el 22.4 por ciento de las personas que presentan síntomas característicos de influenza son positivos al virus.

Indicó que la gravedad de los casos se ha mantenido estable a lo largo de la temporada y, aunque han aumentado las muertes semanales atribuibles a la influenza a medida que incrementan el número de casos, el porcentaje de personas que mueren se ha mantenido, 8 por ciento.

El 97 por ciento de las personas que han fallecido por influenza no se habían vacunado, el 48 por ciento recibieron de forma tardía el tratamiento antiviral requerido, y el 33 por ciento llegaron tarde a la atención médica.

Además, el 33 por ciento de los fallecidos padecían alguna enfermedad crónica que predispone a influenza grave como diabetes y obesidad (33 por ciento, respectivamente) e hipertensión (25 por ciento).

López Gatell confirmó, como lo publica hoy La Jornada, que el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), está saturado por enfermos de influenza que llegan ahí en condiciones muy graves, y dijo que no sólo es éste, aunque no precisó cuántos más hay.

El INER “está sobresaturado en atención en camas, su capacidad instalada está al límite, está en terapia intensiva, en el uso de los ventiladores mecánicos que son indispensables en personas que tienen enfermedad pulmonar grave y también está saturado en su servicio de urgencias”. Añadió que esto “se monitorea de manera continua”.

Lo que pasa, dijo, es que hay “una mala distribución de la demanda de atención, cada hospital evidentemente tiene una capacidad fija pero a su vez tienen una capacidad de expandirse pero no en forma ilimitada”.

Para ello, a través de la subsecretaría de integración del sector salud se activó un mecanismo que ya existía de censo continuo de la capacidad de atención en los hospitales.

“Nuestro énfasis es en la zona metropolitana porque conocemos que es la más cargada y a través de un sistema de comunicación pública que se llama la Unidad de inteligencia epidemiológica y sanitaria tenemos un número de una línea continua 01 800 00 44 800 donde tenemos personal médico 24 horas que va a ayudar a la población a encontrar dónde hay los recursos que necesitan”, ahí se les asesorará para que los ciudadanos que lo requieran sepan a qué hospitales pueden acudir para que los atiendan.

Sobre la vacunación, agregó que hasta el momento se han aplicado el 69 por ciento de las 31.6 millones de dosis de vacuna contra influenza.

Reiteró que la vacuna es segura para que se la apliquen todos los grupos de riesgo: mujeres embarazadas, niños menores de cinco años, adultos mayores de 60 años y personas que padecen diabetes, obesidad, enfermedades crónicas del corazón o pulmones, y personas con inmunosupresión.

López Gatell advirtió que faltan tres semanas más de ascenso de la curva epidémica y probablemente pasando éstas, empezará a estabilizarse.

Señaló que la influenza preocupa porque es una enfermedad que causa incapacidad temporal. El 5 por ciento de la población con influenza puede complicarse.

Los estados con más casos son Oaxaca, Guerrero, San Luis Potosí y Tamaulipas.

En la conferencia, también se dio a conocer que la Ssa cuenta con 363 mil tratamiento para la atención de los pacientes.

López Gatell reconoció que personal de salud en ocasiones no receta los antivirales, principalmente en el sector privado “porque piensan que (los pacientes) no los necesitan o que pueden ser perjudiciales”.

Dijo que a través de la Dirección de de Calidad y Educación en Salud, con la contribución del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición y el Instituto Nacional de Salud Pública cuentan con un curso en línea sobre la influenza que enfatiza cómo diagnosticar y atender para qué personal de salud acceda y se entrene.

Últimas noticias