Con ‘Turismo de Barrio’ promueven visitas a Iztacalco e Iztapalapa

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

 

Ciudad de México. Con el propósito de incrementar el número de visitantes de pernocta a Iztapalapa e Iztacalco, se impulsará el programa “Turismo de Barrio”, que permitirá a sus habitantes abrir las puertas de su casa y hospedarlos, lo cual además “ayudará ahuyentar el tema de la inseguridad”, afirmó Carlos Mackinlay.

El secretario de Turismo explicó que ante la saturación del suelo, se buscará la creación de micro y pequeñas empresas “hoteleras y de comida”, previo cumplimento de requisitos a darse a conocer, pues se trabajará en la formalidad, muy distinto al esquema Airbnb.

Se trata, dijo, de apoyar a la gente, mediante la entrega de apoyos a través del Fondo de Desarrollo Social, y capacitaciones, a fin de ampliar la oferta hotelera de 52 mil cuartos, en la ciudad, y mostrar la riqueza cultural y gastronómica, entre otras, de ambos territorios.

En la primera reunión de trabajo con los alcaldes de Iztapalapa, Clara Brugada, y de Iztacalco, Armando Quintero, señaló que se trata de convertir ambos territorios en polos turísticos y buscar hacia el 2020 o 2022 su impulso, al lograr que la Ciudad de México sea la sede del tianguis turístico.

La meta es extender el producto turístico a otras zonas de la capital, mediante el impulso de programas, como el de semilleros, turismo de barrio, la valorización del patrimonio cultural e impulso de nuevos espacios, que desarrollen esta actividad en su totalidad y duplicar los 136 mil empleos que se tienen en el sector.

La Central de Abasto podría convertirse en un espacio para el turismo de congresos y convenciones; mientras la Nueva Viga sería un corredor gastronómico, que se complementaría con otros segmentos como el turismo de romance, deportivo, religioso, cultural o de atención a la comunidad LGBTTTI.

Mientras, en Iztacalco, la alcaldía más pequeña de la ciudad, en cuánto a territorio, se continuará con el rescate de una Ermita histórica y parques, que se encontraban abandonados y habitados por indigentes; el impulso de la actividad gastronómica y de las tradiciones de los pueblos, que permitan la generación de empleos para los habitantes y se reduzca la comisión de ilícitos.

De esta manera, se busca contrarrestar la pérdida de productividad que ha tenido la ciudadanía de México en los últimos años, al pasar de 44 a 16 por ciento del Producto Interno Bruto, aunque cada dos años se pierde un punto porcentual y debemos contrarrestarlo, siendo una posibilidad mediante el impulso del turismo, afirmó.

Dicha actividad genera una derrama económica anual de 350 millones de dólares, equivalentes a 100 mil millones de pesos, por el hospedaje de 13.5 millones de personas en hoteles, donde se tiene una “ocupación envidiable de 70 por ciento, incluyendo destinos de playa”, y 15 millones en casas de amigos o familiares, convirtiéndose en la segunda actividad generadora de divisas después de la Inversión Extranjera Directa y antes de las remesas, destacó.

El 77 por ciento de los visitantes a la Ciudad de México son nacionales y 23 por ciento extranjeros, por lo cual se busca ampliar la oferta turística y mejorar el equipamiento urbano, emitiéndose las licitaciones correspondientes, y contar con módulos de información y orientación.

En el Fondo Mixto de Promoción Turística se considera este año una recaudación de 450 millones de pesos, proveniente del impuesto por el hospedaje, que “no es altísimo, pero tampoco estamos para llorar, a fin de hacer promoción turística y jalar 15 millones para turismo de barrio”, que se trabajará con la Secretaría de Desarrollo Económico y recursos del Fondeso para la creación de micro y pequeñas empresas y cursos de capacitación.

Iztapalapa, detalló, es la sexta Alcaldía en materia de derrama económica con 7 mil millones de pesos, con una visita de 6 millones 600 mil personas y turistas, de los cuales 330 mil son extranjeros, quienes se hospedan aquí. “Es una Alcaldía que lo tiene todo, pero le falta promoción”, afirmó.

La alcaldesa Clara Brugada señaló que la riqueza de Iztapalapa es enorme y requiere rescatarse y conocerse, pues el oriente ha sido abandonado, “no se ha tomado en cuenta, se ha oscurecido”, lo cual debe revertirse y convertirlo en un polo turístico, pues está en el centro de la metrópoli.

Así que se promoverá su patrimonio tangible e intangible, cultural e histórico mediante recorridos a los cerros de la Estrella y Santa Catarina, al ex convento de Culhuacán, la celebración de la Pasión de Cristo, el rescate de museos, el impulso de la Nueva Viga, la realización de la Cabalgata Zapatista y la promoción de las ferias tradicionales de los pueblos.

Tan sólo este año se potenciará el festival de Tapetes Florales, en el Pueblo de Santa Cruz Meyehualco, y se llevará a cabo el gran carnaval de los 18 pueblos, a fin de que “Iztapalapa no solo es la nota roja, sino que tenemos riquezas muy importantes, por lo cual se echará a andar el Museo Juarista e instalarán museos comunitarios en todos los pueblos”, comentó.

Tras considerar que la construcción de un cablebús, en la Sierra de Santa Catarina y echar a andar un cartódromo, atraerá a un mayor número de visitantes, propuso a los prestadores de servicios que acudieron a la reunión conformar un consejo de turismo, construir un plan de trabajo y reunirse bimestralmente para evaluar las acciones que se tomen, siendo el primer encuentro en el ex convento de Culhuacán.

Por su parte, Quintero Martínez señaló que se llevan a cabo obras de infraestructura en los siete pueblos, que incluyen obras de restitución de drenaje y agua, con una antigüedad de más de 90 años; calles, banquetas y luminarias, donde laboran igual numero de empresas.

Además se recuperará la infraestructura física de las casas e iglesias, como la de San Matías, que es el icono de Iztacalco, por una cuestión cultural, no religiosa; se continuará con actividades deportivas, artísticos y musicales, a los cuales acuden 2 millones de personas al año al Autódromo Hermanos Rodríguez, al Foro Sol y al Palacio de los Deportes, y dejan una derrama económica de alrededor de 2 mil millones de pesos.

Últimas noticias