Alcaldesa de Naucalpan recibe Palacio municipal “saqueado”

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Naucalpan. Méx. La alcaldesa Patricia Durán Reveles recibió un Palacio municipal “totalmente saqueado y en desorden”, sin mobiliario en varias oficinas, además de que hubo extracción de archivos, denunció el director de Gobierno del municipio, Manuel Espino Barrientos.

“La oficina de la presidenta municipal, pues no la puede usar porque no dejaron nada, ni muebles; estamos tratando de resolver de manera provisional para que pueda estar funcional la Presidencia municipal, pues hay un saqueo tremendo”, planteó Espino Barrientos, a cuatro días de iniciar la administración municipal 2019-2021, el reciente 1 de enero.

Agregó que a falta de oficina habilitada, la alcaldesa despacha fuera del Palacio municipal, en oficinas del Organismo Público Descentralizado Municipal (OPDM) de agua potable y la semana entrante, se instalará provisionalmente en el edificio del DIF municipal.

Recordó que cuando Patricia Durán ganó por Morena la alcaldía local, el alcalde saliente Víctor Hugo Gálvez Astorga (del PAN), llamó a la edil para felicitarle y garantizar un proceso de entrega-recepción en orden, “pero la realidad nunca hubo esa coordinación y nunca informaron en qué, condiciones estaba el Palacio municipal; llegamos y tenemos un inmueble saqueado”, planteó el funcionario municipal.

Narró que existen muros dañados porque prácticamente fueron arrancadas pantallas de televisión que estaban empotradas en paredes; también se llevaron escritorios, sillas, cableado eléctrico y hasta los focos. Varios archiveros fueron encontrados con cajones abiertos y vacíos.

“Es mínimo lo que dejaron”, comentó el funcionario municipal, quien tampoco tiene oficina disponible en palacio municipal y planea llevar mobiliario de su domicilio para habilitar un espacio para realizar sus funciones.

Debido a la falta de sillas, algunos empleados utilizan botes boca abajo, con tablones en los cuales colocaron cojines y en ellos se sientan para realizar sus labores. Existen espacios pequeños donde laboran hasta 70 empleados y son totalmente insuficientes.

Espino Barrientos aseguró que “el desorden físico que existe en las oficinas, no será impedimento para hacer un buen trabajo y servir a Naucalpan”, comentó el funcionario local.

Informó que personal de la Contraloría municipal realiza un censo de bienes existentes en Palacio municipal, y evaluará los faltantes para tener información exacta de la dimensión del daño al acervo patrimonial.

Últimas noticias