Llama AMLO a la reconciliación; “se acabó la campaña”

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Torreon, Coah. En el marco de la presentación de los programas integrales de desarrollo para la región de la comarca lagunera y en medio de intensos gritos que clamaban “¡Fuera el PRI!”, el presidente Andrés Manuel López Obrador improvisó para llamar a la unidad. Pidió respeto a centenares de asistentes en un auditorio de esta ciudad y sostuvo: "Que haya humanidad política. Se acabó la campaña, tenemos que reconciliarnos".

Su intervención desactivó el encendido coro cuyo objetivo central era el repudio al gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, quien con el rostro adusto contemplaba la escena. López Obrador insistió en que no se debe actuar como enemigos, "si acaso somos adversarios", hay que reconciliar para sacar adelante a La Laguna.

Y fue más allá y acotó: "Yo fui opositor por muchos años, y nunca usé el ‘muera el PRI’ o el ‘muera el PAN’. Vamos a enfrentarnos en buena lid, no vernos como enemigos, si acaso somos adversarios. No hay que tener enemigos (...) Hay que buscar reconciliación en todo".

En el evento participaron Graciela Márquez, secretaria de Economía; Maria Luisa Albores, de Bienestar; Gabriel García Hernández, coordinador general de programas integrales de desarrollo, Alfonso Romo, jefe de la oficina de Presidencia y el alcalde de Torreón, Jorge Zermeño Infante.

También asistieron los senadores Armando Guadiana y Eva Galaz y diputados federales.

Convocado para el anuncio de acciones concretas dirigidas a la región lagunera, acompañado de Riquelme y del gobernador de Durango, José Rosas Aispuro -de extracción panista-, López Obrador sostuvo que si bien no se ha erradicado el problema de la inseguridad en la región, el esquema de mando único regional se mantendrá y servirá para atender problemáticas similares en otras zonas del país.

Señaló que se está trabajando en la conformación de la Guardia Nacional, pero en esta región se continuará bajo este modelo de mando único que ha dado resultados importantes, señaló. Y por eso será un ejemplo para otras entidades.

Previamente ambos gobernadores habían demandado intensificar el trabajo conjunto de los tres niveles de gobierno en diversos ámbitos, entre ellos, señaladamente, la inseguridad.

Y es que a su llegada al aeropuerto de Torreón y en el teatro Nazas -con capacidad para más de mil personas- donde se efectuó el acto, López Obrador se encontró con expresiones dispersas que clamaban por justicia tanto para desaparecidos como para quienes fueron asesinados.

Durante el evento, López Obrador desglosó la inversión social que se canalizará en esta región que por sus características, dijo, requiere de atención especial. Detalló que a 46 mil adultos mayores de la comarca se les incrementará al doble la pensión y tendrá carácter universal. Anunció que 4 mil 481 niños afectados con algún tipo de incapacidad recibirán mil 274 pesos mensuales.

Aludió al problema de los jóvenes, a quienes se les pretende sacar del estigma de considerarlos ninis, mediante apoyos a 10 mil 600 jóvenes en la región en donde, al igual que en el país, el gobierno pagará la nómina para que tengan oportunidades en centros económicos para su preparación.

En paralelo se otorgarán becas de 800 pesos mensuales a quienes estudien la preparatoria para evitar la elevada deserción que hay en ese nivel escolar.

López Obrador fue aclamado cuando mencionó la cancelación de la "mal llamada reforma educativa", al momento de anunciar el traslado de Nacional Financiera a Torreón y especialmente cuando subrayó la importancia del combate a la corrupción.

En su largo recorrido por los programas sociales y económicos dirigidos a la región lagunera, el presidente insistió en que los apoyos serán directos y sin intermediarios, incluidos aquellos dirigidos al campo.

Aludió a la instauración de los precios de garantía en el caso de la leche, en esta zona de gran posición lechera; mencionó que se canalizarán 500 millones de pesos para preservar las carreteras.

Últimas noticias