Presentan Ebrard y Sánchez Cordero programa de migración

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Los secretarios de Gobernación y de relaciones Exteriores, Olga Sánchez Cordero y Marcelo Ebrard, presentaron hoy el programa sexenal de migración cuyos ejes se basan en la no criminalización de los extranjeros y el respeto a sus derechos humanos, así como en el desarrollo regional. También se anunciaron medidas para extender las visas humanitarias y de visitante regional no sólo a ciudadanos procedentes de Guatemala sino de Honduras y El Salvador, quienes constituyen el mayor flujo de migración irregular en el país.

“En estas estaciones migratorias lo he repetido constantemente, que los derechos humanos de los migrantes son lo principal para esta secretaría, para el Instituto Nacional de Migración. Vamos a restructurar al Instituto desde sus entrañas mismas para que cambie la visión de no criminalización al migrante y de su respeto irrestricto a sus derechos”, señaló la secretaria Sánchez Cordero.

El mismo día que en las Naciones Unidas representantes de 152 países firmaron el Pacto de Marrakech, el gobierno mexicano dijo que es la primera nación en adecuar su plan del sector a los nuevos parámetros internacionales.

El subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población de Gobernación, Alejandro Encinas, aseveró que la política migratoria mexicana es una "política de Estado y, por lo tanto, es una política soberana que responde a los intereses de nuestro país. Tenemos diferencias profundas en este tema con el gobierno de Estados Unidos (por lo que) nosotros vamos a hacer nuestra propia política migratoria, fundada en el derecho a la movilidad de las personas para que esta sea ordenada, regulada y segura. Para que quede muy claramente, en pleno ejercicio, de la soberanía del país. Ese es de los giros fundamentales de la política migratoria".

El plan le fue presentado al Presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado 14 de diciembre.

La secretaria Sánchez Cordero abudnó: "Los dos ejes fundamentales en esta política de migración son: los derechos humanos, por una parte, y que podamos tener cooperación y colaboración para detonar desarrollo en nuestros países vecinos centroamericanos”.

Es un proyecto de vida, agregó, la protección de los derechos humanos; así lo he dicho en las estaciones migratorias que he visitado.

Destacó también el acuerdo de México con empresas de Estados Unidos para invertir alrededor de más de 10 mil millones de dólares, tanto en el sureste de nuestro país, como en Centroamérica.

Es una noticia impresionante, subrayó, es una de las inversiones más importantes, si no es que la más importante, para detonar desarrollo de los Estados Unidos, en el sur y sureste de nuestro país, y en el Triángulo Norte Centroamericano.

Aseguró que estas medidas muestran la “la relación tan magnifica que hemos estado construyendo, que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha estado construyendo con los Estados Unidos. Hay que hacer hincapié en esto porque es verdaderamente importante”.

En la presentación del plan asistieron el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas; el director del INM, Tonatiuh Guillén; el titular de la Comisión de Ayuda a Refugiados (COMAR), y Ricardo Bucio, Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SPINNA).

El comisionado Guillén precisó que en el pasado el control migratorio para centroamericanos fue muy rígido. Por ejemplo, en 2017, para Honduras se expidieron poco más de 2 mil 500 visas, lo cual "es una cantidad muy pequeña y lo que estamos procurando en este rubro es que no hay que pensar solo en la migración que va a Estados Unidos sino también pensar en movilidad de personas y que cualquier otro país puede requerir del nuestro.

"La propuesta es que, sin perder capacidad de identificación, sin generar un escenario fuera del mapa de lo regulable, se pueda ampliar esa ruta (visas en pasaporte). Lo segundo es las visas fronterizas, la cual ya existe, que se va a ampliar la posibilidad y habrá lo que también ha ofrecido el señor Presidente, de grandes inversiones y de cooperación para un mayor mercado laboral que ya tenemos de Guatemaltecos, el cual ya es muy grande, sobre todo Chiapas, en el sector agropecuario, y ahora la estrategia es ampliar el escenario para que también pueda incluirse a personas, que por razones laborales, puedan estar en la región sur de México, de Honduras y El Salvador", explicó.

Bucio señaló que en el caso de los menores no existe discriminación hacia los migrantes; según una encuesta aplicada a 14 mil 500 niñas, niños y adolescentes mexicanos, el 60 por ciento opina que los migrantes centroamericanos buscan una oportunidad para mejorar, y el 70 por ciento desearía que fuera a sus escuelas y jugar con ellos.

Sánchez Cordero destacó al respecto que a diferencia de los adultos, los menores no discriminan a los migrantes ni tienen prejuicios como los adultos, sino por el contrario tiene otra concepción, que es la regida por el artículo 1 de la Constitución Política Mexicana.

Últimas noticias