INAI no desaparece, pese a críticas de AMLO

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Aunque insistió en que “es excesivo lo que se dedica a mantener al Gobierno” y nuevamente enfocó sus baterías contra los órganos autónomos y reguladores que, como en el caso de los creados con la reforma energética, “crecieron como hongos después de la lluvia”, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo hoy que no desaparecerá el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

No aclaró, sin embargo, si lo mismo ocurrirá con el resto de esos organismos.

Para López Obrador, “se queda mucho dinero del presupuesto en el Gobierno” el cual, apuntó, está “ensimismado”. Esos recursos deben trasladarse a la gente, al Gobierno.

Pero, preguntó, “¿qué hicieron en este tiempo? Agrandaron el gobierno. Crearon instituciones para todo, comisiones, supuestamente órganos autónomos con muy buenos sueldos para los altos funcionarios públicos y mucho derroche”.

Entonces, apeló a dos casos que para él, ilustran esta situación. El de Transparencia (INAI) “cuesta mil millones de pesos (anuales) mantener ese organismo. Se creó y en qué ha contribuido para reducir la corrupción. Al contrario, la corrupción creció como nunca, a la par que se creó este organismo”.

Los sueldos en el INAI, añadió, llegan a ser hasta de 300 mil pesos mensuales.

Y habló en seguida, como ejemplo de derroche, del Instituto Nacional para la Evaluación Educativa, a donde se van anualmente mil 500 millones de pesos. “Y lo mismo, los altos funcionarios están bien atendidos, bien servidos”.

Para el caso del sector energético, apuntó también el mandatario, surgieron órganos reguladores como hongos después de la lluvia. “Surgieron, aparecieron organismos para el gas, para la electricidad, para el petróleo, de energía. Los sueldos son también de 300 mil pesos”.

Y con notoria indignación expuso: “Bueno, al extremo de que hay funcionarios del sector energético, a partir de la reforma, que tienen derecho a que se les pague una fianza por si cometen un delito con dinero del presupuesto. Se les protege con una fianza. ¡Es increíble!”

Todo eso tiene que terminarse, insistió. Y ya “nada de vehículos de lujo, aviones, helicópteros, de viáticos para comidas en restaurantes de lujo, vino, viajes al extranjero sin límites, asesores al por mayor y hasta ‘bonos por fatiga’ “como existía antes”.

Pero cuando un periodista le señaló que el INAI sí ha resultado de utilidad para el trabajo informativo, con un dejo de asombro, el presidente López Obrador respondió: “Ah, a ustedes les va bien con el INAI’’, pero la información de que él dispone, insistió, es “de otro tipo”.

Y para ilustrar recurrió a dos datos sobre el ejercicio de ese instituto: entre el 2002 o 2003, ‘’la primera decisión que toma (el INAI) es mantener bajo reserva, oculta, la información sobre la condonación de impuestos que hizo el Gobierno federal a grandes contribuyentes, que por cierto ese plazo se vence ahora en 2019”.

Asimismo, aportó como segundo elemento de su desconfianza, una de sus últimas determinaciones fue mantener en secreto el caso Odebrecht. “Entonces, cada quien tiene su visión”.

Pero, concedió, “de todas maneras, no desaparece el INAI, pero sí espero que como es un organismo autónomo, haga un esfuerzo de austeridad para reducir los sueldos de los altos funcionarios públicos”.

Últimas noticias