"Sea como sea, se las metimos doblada", dijo Taibo II en la FIL

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Guadalajara, Jalisco. La presentación del nuevo dúolibro de Paco Ignacio Taibo II, que contiene las novelas La libertad, la bicicleta El olor de las magnolias se realizó la noche del martes con una charla entre el autor y su hermano Benito Taibo, quienes con la gracia de sus mentadas de madre antisistémicas fueron festejados por uno de los públicos más numerosos que se han reunido en la Feria Internacional del Libro este año.

Entre los lectores, alguien cuestionó a Taibo II sobre su inminente llegada a la dirección del Fondo de Cultura Económica (FCE) y el escozor causado entre diversos grupos culturales.

El lunes estaré tomando posesión del FCE gracias a la ley Francisco Javier Mina (risas y aplausos del público). Sea como sea, se las metimos doblada, camarada; yo sé que me paso de lépero, pero si algo conquistamos este julio pasado fue el derecho a llamar a las cosas por su nombre, a los culeros, culeros y a los enmascarados, enmascarados, dijo el escritor.

Añadió que si para el lunes las reformas a la Ley Federal de Entidades Paraestatales no han pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador emitirá un edicto nombrándome encargado de despacho.

Después de esta polémica, al finalizar ayer la presentación del libro Crónica de la victoria, de Fabrizio Mejía Madrid, Taibo II casi salió por piernas del salón ante la presión de los reporteros, porque según uno de sus asistentes podía perder el vuelo nocturno de este miércoles para regresar a la capital del país.

Me parece normal, dijo el escritor al ser cuestionado sobre la reacción de algunos senadores, sobre todo del Partido Acción Nacional (PAN), quienes advirtieron que votarán en contra de la reforma a la ley que permitiría su llegada a la dirección del FCE.

–Pero entre los senadores que anunciaron que votarán contra la reforma está Lilly Téllez, de Morena.

–No conozco a Lilly Téllez lo suficiente para entender su criterio.

Después afirmó que las palabras lo retratan a uno y que se arrepentía, pero de no haber nacido en Toluca porque si hubiera nacido en Toluca no habría sido más feliz. Me parece que estamos viviendo en un espacio de polémica continua. Hay otra nueva, pues adelante, atajó ante la insistencia.

También dijo que no tiene por qué saber si corre o no riesgo su nombramiento, pero recordó que en el contexto completo de la frase que causó polémica se puede informar de manera fidedigna a pesar de que a veces diga salvajadas.

Luego salió por una puerta lateral y se alejó de la prensa que no dejaba de seguirlo. Un placer estar aquí, nos vemos la próxima, se despidió.

Acerca de la presentación de La libertad, la bicicleta, publicada en un ejemplar reversible que ya va para su cuarta edición cuando apenas tiene cuatro meses en el mercado, señaló que es un libro dedicado a los cientos de periodistas que conozco, quienes en los pasados 20 años han estado en la batalla cotidiana en un país con censura e inseguridad también cotidiana.

Taibo II dijo que se puso a escribir esos libros para darse unas vacaciones de sus textos de historia.

Me di la beca Taibo, que consiste en escribir lo que me sale de los tompiates. La clave es que mi padre elige ser cronista de ciclismo profesional como un camino hacia la libertad y así me puse a reconstruir esta historia padre-hijo, la batalla del periodista por hacer periodismo, a rescatar las historias de estos héroes, dijo.

Benito Taibo recordó que su padre, Paco Ignacio Taibo I jamás hizo deporte, pero cuando entró a trabajar en un periódico regional del norte de España, en Gijón, de donde es su familia, descubrió que una de las posibilidades para salir de su país sumido en la dictadura franquista y vivir así fuera temporalmente aires libertarios, era a través de convertirse en cronista deportivo de ciclismo profesional.

“Si uno empezaba con la Vuelta a España, seguía el Tour de Francia, y papá sin saber una puñetera palabra de ciclismo decide hacerse cronista de ciclismo”, dijo Benito Taibo.

Los hermanos recordaron que la aguda y solidaria visión de su padre se refleja en sus crónicas, varias de ellas contenidas en el libro.

Respecto de El olor de las magnolias, novela que está del otro lado del libro en formato reversible, Taibo II dijo que en términos generales es la historia de un grupo de migrantes italianos que viaja de Nápoles a Veracruz, convocados porque los consulados mexicanos en Europa, en nombre de Porfirio Díaz, invitaban a campesinos europeos para crear zonas blancas de contención contra los campesinos indígenas.

Últimas noticias