Ordena juzgado de Toluca liberar a Guillermo Padrés

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El Juzgado Séptimo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México con residencia en Toluca, declaró fundado el incidente de revisión y sustitución de la prisión preventiva impuesta al ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías y le impuso diversas medidas cautelares para seguir su proceso en libertad, por lo que podría abandonar en las próximas horas el Reclusorio Oriente.

Entre las medidas cautelares impuestas por la autoridad jurisdiccional se encuentran la presentación periódica ante ese juzgado federal, de manera quincenal, la exhibición de una garantía económica por la cantidad de cuarenta millones de pesos, la prohibición de salir sin autorización del país y, la colocación de localizador electrónico.

De acuerdo con la causa penal 11/2018, lo anterior, al haberse cumplido los requisitos que establece el Código Nacional de Procedimientos Penales y el artículo Quinto transitorio constitucional para sustituir la prisión preventiva que le fue impuesta en la causa penal que se le sigue por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, previsto en el artículo 400 Bis del Código Penal Federal.

La sustitución de la prisión preventiva se hará efectiva una vez que se cumplan con todas y cada una de las medidas impuestas en la causa penal 11/2018 de este Juzgado, antes 25/2016 del extinto Juzgado Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México.

La sustitución de prisión preventiva se hará efectiva una vez que cumpla con las medidas impuestas en la causa penal y de esta manera obtener el beneficio.

En junio pasado el décimo tribunal colegiado en materia penal en la Ciudad de México resolvió que eran infundados e inoperantes los recursos de inconformidad de la Procuraduría General de la República (PGR) contra la resolución del juez federal que en febrero pasado anuló el auto de formal prisión contra Padrés Elías, ex gobernador de Sonora, acusado de defraudación fiscal equiparada y lavado de dinero por un monto de 8.8 millones de dólares.

El colegiado consideró en su momento que no había elementos suficientes para procesarlo. Si bien ese fue también un nuevo revés para la procuraduría, Padrés continuó preso en el Reclusorio Oriente mientras el juzgado del Estado de México dictaminaba en otro proceso el delito de defraudación fiscal por 10 millones de pesos.

El 8 de febrero, el juzgado decimosegundo de procesos penales federales dejó sin efecto el auto de formal prisión contra el ex gobernador por falta de pruebas. Asimismo, señaló que se violó el derecho a una defensa adecuada en perjuicio del quejoso, al inadvertir que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no ejerció las facultades de comprobación aludidas.

En cuanto al delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, determinó en su momento que al no precisar cómo obtuvieron documentos de las cuentas bancarias del ex gobernador de Sonora, las autoridades vulneraron el derecho a la intimidad del inculpado, al existir intromisión en su vida privada.

Desde su detención, Padrés derrotó mediante juicios de amparo y recursos de revisión a la PGR que, por conducto de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, lo acusó de defraudación fiscal y operaciones con recursos de procedencia ilícita por un monto de 8.8 millones de dólares, así como por reportar en su declaración fiscal de 2015 ingresos menores a los obtenidos y de transferir recursos del extranjero a territorio nacional con pleno conocimiento de que provenían de una actividad ilícita.

En noviembre de 2016, Guillermo Padrés Elías se entregó a un juez federal para que se le enjuiciara por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal. Ahí aseguró ser inocente y confió en que no tendría más acusaciones.

 

 

 

Últimas noticias