Liberan a profesor activista acusado falsamente en EdoMex

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

 

Texcoco. Después de cuatro años y siete meses de prisión en el penal de Molino de Flores en Texcoco, el profesor Óscar Hernández Neri, activista que luchó contra la reforma educativa y que fue encarcelado acusado falsamente por la muerte de una compañera de posgrado, obtuvo la tarde de este lunes su libertad luego de que el juez en materia penal dictó una sentencia absolutoria.

Esta misma tarde se notificó a la defensa la resolución del juez por lo que inmediatamente obtuvo su libertad y salió del penal.

“Mi encarcelamiento lo atribuyo a cuestiones políticas y una fabricación del delito de homicidio calificado que hizo el gobierno del estado de México, mediante la entonces Procuraduría General de Justicia estatal, quien con diversas argucias y mañas crearon un delito para inculparme y encarcelarme, por la lucha que mantenía contra la reforma educativa”, afirmó Hernández Neri al salir del penal.

En entrevista, el profesor denunció que existe una metodología sistemática que tiene la Fiscalía General de Justicia del Estado de México para crear delitos y quitar del camino a activistas y que luchan por los derechos.

Hizo un llamado para que sistema judicial de nuestro país deje de actuar como instrumento para encarcelar a dirigentes por cuestiones políticas y exigió la libertad de todos los presos políticos del país como los de Tlanixco.

“Estoy al borde del llanto, de alegría es una noticia muy trascendental en mi vida. Mi libertad es gracias a la lucha que todos mis compañeros mantuvieron durante cuatro años y siete meses que estuve preso”, expresó.

El profesor fue acusado de homicidio calificado en contra de Violeta N (hecho ocurrido en 2007) su entonces compañera en el doctorado del Colegio de Posgraduados de Texcoco. Hernández Neri fue detenido la noche del 30 de abril de 2014, después de haber abandonado la preparatoria 55.

El caso fue consignado hasta septiembre de 2011 y se giró una orden de aprehensión contra el profesor en mayo de 2012, luego de que el agente del Ministerio Público Ricardo Granados Caballero forzara a dos testigos del asesinato a modificar sus declaraciones, mediante tortura.

Desde su reclusión, sus compañeros profesores mantuvieron una lucha e instalaron un plantón en el penal Molino de Flores en Texcoco, encabezados por su hermano Cesar Hernández Neri.

César señaló que el caso de su hermano Oscar estuvo plagado de irregularidades y existieron por parte del poder judicial mexiquense y del gobierno tácticas dilatorias para alargar el proceso y mantener “como rehén político” al maestro.

Durante más de 30 años, Oscar Hernández Neri se ha caracterizado por su lucha en el oriente del estado y ha sido el creador de varios proyectos educativos y sociales para mejorar las condiciones de las familias marginadas.

 

 

Últimas noticias