Admite SCT fallas en Línea 3 de Tren Ligero de Guadalajara

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) admitió fallas en la Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara con los neoprenos, es decir, los amortiguadores que evitan las vibraciones del tren cuando pasa por los viaductos, lo cual fue denunciado el lunes pasado por las autoridades locales.

Incluso la dependencia reconoció que el mismo problema existe en el tren México-Toluca, una de las grandes obras de infraestructura del presente sexenio.

“En Guadalajara fue el lugar donde primeramente se detectó y extrapoló posteriormente a la verificación del tren México-Toluca, donde la SCT se percató que existía el mismo problema y para el cual se están tomando las acciones correctivas pertinentes”, indicó en un comunicado.

Sostuvo que este miércoles iniciaron las pruebas totales y supervisiones necesarias en el Tren Ligero de Guadalajara sobre el problema e instruyó a los contratistas a cambiar los neoprenos. Debido a que se trata de un problema de fabricación, el costo correrá a cargo de los contratistas, quienes además deberán entregar un certificado de calidad sobre dichas piezas, así como una fianza de vicios ocultos a la Secretaría.

“La SCT no arriesga la seguridad de los usuarios, y la operación y diseño de la Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara están 100 por ciento garantizados”, indicó.

El tiempo que se lleve el cambio de los neoprenos “es perfectamente compatible” con el periodo de pruebas, además de que se trata de una maniobra o proceso de mantenimiento que está contemplado y es relativamente sencillo pues debe realizarse cada 15 o 20 años a lo largo de la vida de los viaductos.

Explicó que las trabes se levantan mediante gatos hidráulicos a un máximo de cinco milímetros, sin que se desarmen las vías ni red eléctrica, y únicamente se sueltan las fijaciones de la vía para el cambio de los neoprenos para posteriormente volver a nivelarla.

La Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara tendrá una longitud de 21.5 kilómetros y 18 estaciones (13 elevadas y cinco subterráneas) que conectará los municipios de Zapopan y Tlaquepaque, cruzará por el Centro de Guadalajara y duplicará la longitud de ese sistema de transporte colectivo en la capital jalisciense.

Para su construcción el gobierno federal invirtió 25 mil millones de pesos y se prevé que el tren traslade 233 mil pasajeros diariamente en un recorrido de 33 minutos a una velocidad de 38 kilómetros por hora, con un máximo de 80 kilómetros por hora. Con ello, los usuarios ahorrarán 40 minutos en su traslado y también evitará la emisión de 17 mil 400 toneladas anuales de CO2.

Últimas noticias