Abandonan 2 mil tzotziles localidad en Chiapas tras ataque

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

San Cristóbal de Las Casas, Chis. Casi 2 mil tzotziles de la comunidad Chavajebal, municipio de El Bosque, en el norte de Chiapas, dejaron sus hogares por temor a un grupo armado que el 25 de octubre pasado asesinó al presidente del comisariado ejidal, Miguel Pérez López, y a Carmelino de Jesús Ruiz Álvarez, informaron habitantes.

Indicaron que la situación empeoró el 7 de noviembre, cuando sujetos no identificados mataron a balazos al anciano Mateo Jiménez Sánchez, cuyo cuerpo permaneció tirado casi dos días, hasta que, con anuencia de la fiscalía estatal, el sacerdote Marcelo Pérez Pérez, párroco de Simojovel, lo levantó con ayuda de religiosos de El Bosque para sepultarlo.

El clérigo Pérez Pérez dijo que urge ayuda humanitaria para los desplazados, y que en la casa parroquial de El Bosque hay más de mil refugiados.

Mientras tanto, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) aseguró que ha contabilizado más de mil 700 vecinos de Chavajebal que se encuentran en situación de vulnerabilidad, por lo cual requieren atención humanitaria y que se garantice su integridad para que puedan retornar a sus casas.

En un comunicado agregó que, según testimonios, el 7 de noviembre, durante una asamblea comunitaria, sonó una detonación y luego disparos. Las personas se dispersaron buscando refugio. Ante rumores de agresiones armadas, esa noche huyeron por senderos hacia la cabecera municipal, otras comunidades y hacia la montaña.

Señaló que la parroquia de El Bosque informó la mañana del 8 de noviembre que ofrecería ayuda humanitaria en la cabecera municipal, pero hay otras personas desplazadas de Chavajebal en comunidades de los municipios vecinos de Chalchihuitán, Simojovel e incluso en San Cristóbal de Las Casas.

Agregó que una comisión de la pastoral social de la diócesis de San Cristóbal informó que el 10 de noviembre visitó Chavajebal y encontró a 50 personas que no habían salido, entre ellas ancianos, que luego se desplazaron a la cabecera de El Bosque”.

Casas abandonadas y parto en la montaña

El Frayba manifestó que el lunes 12 de noviembre su personal “documentó que en las montañas continuaban cerca de 500 personas desplazadas –la mayoría niños y mujeres–, sin abrigo, techo ni medicamentos. Entre ellas hay cuatro mujeres embarazadas, una de las cuales dio a luz en la montaña”.

Durante un recorrido por Chavajebal, abundó, el Frayba constató que las casas se encuentran abandonadas sin daño alguno y en los corrales algunos animales han muerto, pero no hay saqueos.

El organismo que encabeza el obispo de Saltillo, Coahuila, Raúl Vera López, exigió al Estado mexicano “detener la escalada de violencia en la comunidad de Chavajebal, privilegiar el diálogo entre las partes, investigar de manera imparcial y eficiente los hechos que derivaron en el desplazamiento forzado de casi 2 mil personas, atender la crisis humanitaria acorde a los Principios Rectores del Desplazamiento Interno Forzado de la Organización de las Naciones Unidas y proteger los derechos de pueblos originarios que se encuentran en situación de vulnerabilidad’’.

Últimas noticias