Recuerdan vida y obra de Carlos Fuentes

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. A 90 años de su nacimiento, que se cumplirían este domingo 11 de noviembre, el escritor Carlos Fuentes “no ha dejado de renacer ni de sufrir las derrotas a las que está expuesto el auténtico hombre de palabra”.

Así lo afirmó el escritor y crítico literario Vicente Quirarte durante el homenaje que el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) realizó hoy para celebrar dicho onomástico del renombrado autor mexicano (1928-2012).

El acto, efectuado en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, consistió en una mesa redonda en la que el escritor Gonzalo Celorio, la investigadora Georgina García Gutiérrez y el citado especialista hablaron de la vida y la obra de Fuentes.

Tanto la viuda del autor, la periodista Silvia Lemus, como su hija Cecilia –la cual procreó con la actriz Rita Macedo, su primera esposa— se encontraban entre el público. Fuera de programa, esta última leyó el capítulo que Fuentes dedicó a sus tres hijos en el libro En esto creo.

De acuerdo con Vicente Quirarte, Carlos Fuentes utilizó siempre sus dones para defender las mejores causas con la solidez e inteligencia de sus obras.

“Por eso al leerlo o releerlo, seguiremos encontrando palabras sólo destinadas a nosotros que nos lleven a transformar el tiempo enemigo y nos reintegren al tiempo sin transcurso del amor y la imaginación, que nos hace más verdaderos y más poderosos”, remarcó.

Secretario de la Academia Mexicana de la Lengua, el poeta y narrador centró su participación en el papel que la literatura fantástica tuvo en el autor de Aura y aseguró que fue un tema que siempre le interesó e, inclusive, marcó su presentación en el mundo editorial, con la publicación en 1954 de su libro de cuentos Los días enmascarados.

“Carlos Fuentes dialogó desde muy joven con fantasmas. Dueño de un arsenal objetivo y herramientas para enfrentar los desafíos ideológicos de un mundo que su lucidez lo llevaba a enfrentar, interpretar y exorcizar mediante el análisis y el raciocinio, su primera formación tuvo como alas inevitables la imaginación y la fantasía”, sostuvo.

Para Georgina García Gutiérrez, la gran novela moderna del siglo XX tiene en Carlos Fuentes no sólo a uno de sus grandes exponentes, sino a uno de sus estudiosos y teóricos más destacados.

La especialista aseguró que si bien no es posible aún medir el impacto e influjo de la persona y de la obra de este creador, basta decir que es inconcebible la renovación literaria y el auge de la novela durante los años 60 del siglo pasado y las décadas subsecuentes sin el punto de arranque novedoso que significó La región más transparente, a la que consideró un hito en la república de las letras mexicanas.

Esta obra de Fuentes “mostró que la novela contemporánea también en México tenía un amplio espectro de caminos frente a ella”, aseveró Georgina García Gutiérrez.

Últimas noticias