Contra la violencia en Guerrero se organiza Coloquio por la Paz

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

 

Chilpancingo. Hoy en la capital, inició el Coloquio por la Paz en Guerrero, en el marco del incremento de la violencia principalmente en los municipios de Chilpancingo y Chilapa, en donde han sido ejecutadas varias personas.

Convocados por la diócesis Chilpancingo-Chilapa, y la Organización de las Américas para la Excelencia Educativa (ODAEE), los coloquios están dirigidos a los jóvenes "porque son los actores relevantes a quienes se debe educar en una cátedra para la paz", afirmó el obispo Salvador Rangel Mendoza.

Insistió que de los políticos "no se espera mucho, lo mismo que de las instituciones, porque buscan otros intereses”.

Entrevistado al término del coloquio, aseguró también que “en la Costa Grande, se presentan más dificultades (por la violencia), luego de que subió el ejército de Petatlán hacia arriba”.

También se refirió a las amenazas a algunos diputados que se suscitaron en los últimos días en la entidad “en el periodo de elecciones pedí una tregua de paz a los cárteles, que afortunadamente se respetó. Siempre hay intereses muy particulares de personas y de grupos, que amenazan para conseguir ciertas cosas”.

En el caso de los grupos delincuenciales que operan en la sierra y zona centro de la entidad ha habido avances “al menos tres cuartos ya se lograron, desde Filo de Caballos, en donde se ha normalizado el tránsito, por lo que han subido médicos y profesores; y en Mezcala, municipio de Eduardo Neri, donde estaba paralizado el tránsito, pero ya está funcionando”.

Solo falta “la ruta de Tlacotepec, pero ya dialogando con la gente de Filo de Caballos, prometieron que ya no van a asaltar, que no van a molestar, y que ya se puede transitar libremente hasta llegar a Chilpancingo”.

Rangel Mendoza expresó que hasta ahora “solo falta un grupo (criminal) importante que tiene dos brazos muy violentos; logramos acercarnos a otros, pero todavía nos falta este. Hay intereses de por medio. Ya hablamos con la gente de Filo de Caballos, y nos falta dialogar con la gente de Tlacotepec. El diálogo es un instrumento de oro, y se han logrado muchas cosas”.

Antes, durante el evento realizado en el auditorio del Tribunal Superior de Justicia, su presidente Alberto López Celis, afirmó “este es un buen ejercicio para consolidar la paz. Es un tema que a todos nos preocupa. La paz que anhelamos no se logra con solo esfuerzos institucionales”.

El alcalde de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán manifestó que un coloquio por la paz, es algo de que estamos muy poco acostumbrados; estamos más acostumbrados la toma de calles, de edificios públicos, que a ejercitar un acto por la paz”.

En tanto, José Luis Hernández, Embajador de la Paz, dio una bienvenida a la paz, en todo el municipio, y la entidad “construir la paz es una tarea titánica. Como padres hijos hermanas hermanos, maestros, desde la familia el barrio y la comunidad construyamos la paz. Soñemos y trabajemos por lo imposible, para que nuestros niños puedan crecer y caminar tranquilos por las calles sin ese miedo que paraliza el cuerpo”.

Después vino el testimonio de Angel Mundo Francisco, sobreviviente de la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, ocurrido en la ciudad de Iguala “de aquel 26 y 27 de septiembre podemos decir que los compañeros desaparecidos siguen presentes, pese a que hasta hoy, persiste el miedo y el terror. El objetivo era acudir a la marcha del 2 de octubre, como lo hacíamos cada año”.

Salimos de la escuela “ sin imaginar que íbamos a un encuentro con la tragedia. Eramos 90, y regresamos sin los 43. Nuestra intención no era entrar a la ciudad de Iguala, nos vimos obligados, porque 3 de nuestro compañeros habían sido retenidos; de los 5 autobuses que teníamos en total 3 se formaron”.

La lucha “nos convierte en hermanos de estudio, de lucha, y aun aunque no estén con nosotros somos hermanos de vida, pero también de muerte”.

Los autobuses que se dirigían al periférico norte “pasaron por el centro de Iguala, en donde se escucharon disparos al aire; logramos ver varias patrullas, y una de ellas nos cerró el paso. Los compañeor bajaron de él, y descendimos de los autobuses una vez más y comenzamos a aventar lo que nos encontrábamos en el camino”.

Cuando se logró ver al primer autobús “hubo expresiones como, la de: ya la hicimos, pero la patrulla numero 002 conducida por una mujer, nos cerró el paso, cuando de repente, se escuchó el estruendo de armas de fuego, y fue cuando el compañero Aldo “N” cayó. Gritando pedimos que dejaran de disparar y que llamaran a una ambulancia”.

En la parte de atrás del autobús, un grupo de policías abrió el vehículo, llevándose a un grupo de 20 estudiantes aproximadamente, no pudimos hacer nada, incluso hacían disparos. En la parte de adelante, la patrulla 302, nos decía “ ya lárguense esta es nuestra ciudad no los queremos ver aquí”.

De repente dio indicaciones a los policías de atrás “esto es un dolor que no termina, esta herida estará abierta, aquí estoy ante ustedes no se nos olvida que pudimos ser uno de los heridos, de los muertos, o uno de los 43, seguiremos apoyando a las familias de nuestros compañeros”.

En tanto, el obispo Salvador Rangel señaló “no nos podemos sentar a esperar a que solamente las instituciones nos traigan y construyan la paz. La educación es el eje central que prepara a la comunidad para el desarrollo y la paz, y busca transformar las formas de relacionarse con y que construyan una sociedad futura diferente.

La idea que traemos es que los jóvenes por medio de la cultura, y del trabajo social, el deporte, pueden ser grandes constructores de la paz”.

Finalmente José Betancourt Villa, representante del rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), Javier Saldaña Almazán, señaló que “en la UAG se tiene la premisa de educar para la construcción de la paz; convivir de forma pacífica, o lo que es lo mismo vivir sin violencia”.

En la UAG nos regimos por tres ejes: uno es la transformación de la UAG tomando la cátedra, para que no sean discriminados, y sean respetados; el segundo pilar es la transformación del contexto familiar; y el tercero, es por la transformación del entorno, con una sociedad capaz de proteger y consolidar hogares”.

Este martes en Chilapa de Alvarez, se llevará el siguiente evento del Primer Coloquio por la Paz en el Estado de Guerrero”.

Últimas noticias