Urnas brasileñas parieron a un Pinochet / Eric Nepomuceno

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

 
El país se pregunta qué podrá esperar del gobierno de Jair Bolsonaro, electo presidente la noche del domingo. Sólo una cosa es cierta: nada bueno puede salir de las manos de ese esperpento.

En todo caso, hay que reconocer que a lo largo de la campaña que lo llevó a la victoria, así como de toda su carrera de político profesional, Bolsonaro ha sido de una coherencia loable, algo raro entre los de su calaña.

Lee aquí el artículo completo.

Últimas noticias