Solicitan activistas a SCJN cancelar permisos a Eólica del Sur

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Representantes de diversas organizaciones defensoras de derechos humanos y del medio ambiente solicitaron a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ampare los derechos colectivos de la comunidad zapoteca y ordene la cancelación de los permisos otorgados a la empresa Eólica del Sur, debido a que consideran que violan los derechos humanos de dichas comunidades originarias del Istmo de Tehuantepec.

En conferencia de prensa Bettina Cruz, representante de los quejosos, Felipe Romero, del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), y Edmundo del Pozo, de Fundar, Centro de Análisis e Investigación, expusieron que las obras para construir 30 parques eólicos más en la zona, en donde ya hay instalados mil 915 aerogeneradores, se basan en una consulta que es una “simulación”.

Indicaron que ya tuvieron acceso al “borrador” del proyecto de resolución del ministro José Ramón Cossío, el cual es “contrario” a los derechos de los pueblos originarios, pues avala dicha “simulación” de consulta que encabezó la Secretaría de Energía (Sener) en el contexto de la reforma energética.

Cruz detalló que “vemos con preocupación que el proyecto avala el despojo” que se realizará en Juchitán, Oaxaca. “El 31 de octubre se decide el amparo. La esperanza que teníamos se ha desvanecido”, y añadió que este proyecto se da “dentro de la reforma energética. Es la primera consulta que se se hace con esa reforma operando, será el estándar de las nuevas consultas”.

Romero dijo que “el proceso de consulta fue muy criticado. Hubo diversas irregularidades, no fue previo, libre y culturalmente adecuado. No fue consulta, porque ya estaban adjudicados diversos permisos, por ejemplo el cambio de uso de suelo”.

Ante esto más de “mil quejosos” interpusieron un amparo en septiembre de 2015, en enero de 2016 el juez dicta suspensión del proyecto, pero el juzgador es cambiado por otro y éste emite nueva sentencia y no ampara a la comunidad, avala el modelo de consulta”.

Ante esto se interpuso un recurso de revisión y se pide a la SCJN que atraiga el caso. Esta semana tuvimos conocimiento del proyecto de sentencia y no es favorable, avala la consulta de la Sener, contraria a los estándares de consulta”.

Del Pozo indicó que se hizo llegar a la SCJN un Amicus Curiae, elemento para ayudar al máximo tribunal a tomar una decisión apegada a derechos humanos, el cual profundiza en los estándares más avanzados sobre consulta previa y enfatiza que conforme a los mismos, no pueden desarrollarse estos procesos con licencias y permisos ya autorizados. Asimismo, “exhortan a cancelar el proyecto energético y no facilitar la simulación de la consulta que se dio en Juchitán”.

Hicieron un llamado “respetuoso al máximo tribunal” para que “se mande un mensaje claro de que en México no se tolerarán proyectos que violen derechos humanos de las comunidades indígenas”.

Últimas noticias