A 14 años, activistas aún buscan a su hija en Coahuila

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Torreón, Coah. Silvia Stephanie Sánchez Viesca Ortiz, Fanny, desapareció el 5 de noviembre de 2004 cuando tenía 16 años. Este 11 de septiembre llegó a los 30, casi la mitad de ese tiempo ausente de su familia. “Hoy es tu cumpleaños. ¿Te acuerdas?”, le pregunta su madre, la profesora Silvia Ortiz Solis a través de un video que difundió por mensajería instantánea.

Fanny desapareció un viernes por la tarde cuando iba de regreso a casa luego de entrenar básquetbol en la escuela donde estudiaba preparatoria en Torreón. Desde entonces su familia no para de buscarla.

“No se en dónde estás, no se qué pasa pero no te encontramos. Espero puedas leer esto y sepas que te amamos, que seguimos con la fe puesta en Dios, que sólo la muerte podrá detenernos”, dice Silvia Ortiz en el video.

La madre de Fanny y su padre fundaron el grupo Víctimas por sus derechos en acción, una asociación ciudadana que reúne a familiares de personas desaparecidas en Torreón y otros municipios de la comarca lagunera. Cada semana hacen excursiones al campo para buscar a sus seres queridos.

Sobre Fanny hay una cantidad de historias; desde que desapareció por cuenta propia, hasta que fue raptada y obligada a ser la pareja sentimental de Heriberto Lazcano, El Lazca, a quien elementos de la Secretaría de Marina Armada de México mataron durante un tiroteo en Progreso, Coahuila, en donde se escondía. La familia de la joven divide su tiempo entre buscarla y desmentir esas teorías, pues nadie las pudo comprobar.

“Tenemos que encontrarte, no se como poder decirte que eso que sucedió no es tu culpa, que tu eres única y especial, que estamos con los brazos abiertos, esperándote; que si lees esto sepas que no nos hemos dejado llevar por nada, ni nadie, pues nuestro amor por ti es más grande que cualquier lengua misógina. Muchos nos han dañado, hablan tan mal sin saber el dolor que tenemos, que lo único que queremos es volverte a ver”, le dijo.

Fanny es una de las mil 800 personas desaparecidas de las que la Fiscalía especializada para desaparecidos tiene en Coahuila. Su caso es de los más antiguos en la escalada de desapariciones que se agudizó desde 2006, durante el sexenio de Felipe Calderón.

 

“Hija nuestra, ¿dónde estás? Porque nuestro andar será sin parar hasta encontrarte. ¿Dónde? No sabemos. ¿Cuándo? Tampoco sabemos. El cómo es el que mata lento”, expuso la madre de familia.

 

Últimas noticias