Periodistas de Nicaragua repudian ataques a libertad de prensa

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Managua. Periodistas independientes de Nicaragua denunciaron hoy en un comunicado emitido en Managua nuevos "ataques a las libertades de prensa y expresión" por parte del Gobierno de Daniel Ortega, en un intento por acallar a los medios de comunicación privados en medio de la grave crisis que vive el país.

Los periodistas, que celebraron este sábado un foro sobre la situación de la libertad de expresión en Nicaragua, denunciaron además las presuntas pretenciones del Gobierno de monopolizar los medios televisivos del país, al buscar el control de los canales independientes 10 y 12, bajo "presiones políticas y financieras".

Según el texto, tras la decisión tomada en abril por los dueños de Canal 10 de informar sobre los hechos que entonces sacudían al país, el Gobierno de Ortega quiso primero "doblegar" a los periodistas a través de "campañas sucias" y luego intentó hacerse con el control del noticiero Acción 10 presionando a la administración de dicha televisora.

Sobre el caso de Canal 12, los periodistas denuncian un "asedio constante" del Gobierno a través de entidades tributarias que buscan pretextos para imponer multas. Tales presiones estarían siendo recibidas por los propietarios de radioemisoras y pequeñas estaciones de televisión por cable en todas las provincias del país.

Según el documento, el Gobierno controla actualmente el estatal Canal 6, el Canal 98 del Parlamento, los canales 19, 22 y la barra noticiosa de Canal 2, mientras que a través del partido gobernante Frente Sandinista es propietario de los canales 4, 8 y 13, estos últimos administrados o dirigidos por los hijos de Ortega.

"Si Ortega y (su esposa y vicepresidenta Rosario) Murillo lograran cerrar el noticiero Acción 10 y doblegar al Canal 12, tendrían un control absoluto sobre la televisión nicaragüense", lo que supondría "un duro golpe a la libertad de prensa, a la libertad de expresión y a la libertad de Información", advierten.

"Es un golpe a la libertad de expresión porque los nicaragüenses habrán perdido ventanas de expresión libre y de denuncia contra los abusos del régimen Ortega Murillo, que desde que regresó al poder en 2007 no ha cejado en su intención de acallar las voces plurales", indica el texto.

"La dictadura quiere imponer un reino del silencio en donde solo se escuche la voz del régimen y su versión disparatada sobre los hechos, en particular los acontecimientos de los últimos cinco meses", señalaron los periodistas, que condenaron además los "ataques, campañas de difamación, hostigamiento y amenazas de muerte" a más de una veintena de comunicadores.

De acuerdo con ONG de derechos humanos, la acción policial y de paramilitares durante la crisis iniciada el 18 de abril ha cobrado la vida de 481 personas, entre ellos la del periodista Ángel Gahona, fulminado de un tiro por la espalda mientras cubría protestas en la ciudad de Bluefields, el 22 de abril.

Familiares y testigos aseguran que un policía fue el autor del crimen de Gahona, pero la Fiscalía acusó y condenó en los tribunales a dos jóvenes afrodescendientes.

Además del casi medio millar de fallecidos, la peor crisis política de las últimas cuatro décadas en Nicaragua ha dejado también más 3 mil heridos, mientras el Gobierno registra solo 198 muertos.

 

Últimas noticias