Policía de Nicaragua mantiene en prisión a dos líderes estudiantiles

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Managua. La Policía de Nicaragua mantenía hoy bajo arresto a dos dirigentes del movimiento estudiantil, de un grupo de seis (dos varones y cuatro mujeres) que fueron detenidos el martes en Managua por dirigir protestas antigubernamentales, informaron fuentes opositoras.

En un comunicado en su cuenta de Twitter, la coalición Alianza Cívica reportó la liberación de las cuatro jóvenes detenidas -Grecia Ramírez, Judith Mairena, Ariana Moraga e Iskra Malespín- pero indicó que permanecen presos los universitarios Edwin Carcache y Alejandro Cáceres.

"Las cuatro estudiantes apresadas esta mañana han sido liberadas.

Seguiremos luchando por la liberación de Edwin, Alejandro y los cienes [sic] de presos políticos #NoALaCriminalizaciónDeLaProtesta", señaló la coalición integrada por estudiantes, empresarios y sociedad civil.

El grupo fue capturado por la Policía cuando se dirigía a una reunión y llevado a la cárcel policial conocida como El Chipote. En respuesta, decenas de jóvenes realizaron un "plantón" de protesta la noche del martes para demandar su liberación.

Edwin Carcache es miembro de la Alianza Cívica y muy conocido por su participación en ruedas de prensa y protestas contra el presidente Daniel Ortega, mientras que Cáceres es miembro del Movimiento Universitario 19 de Abril.

La detención se produjo 48 horas después de que la Policía anunciara que iba a "investigar a los organizadores y responsables" de una manifestación realizada el domingo, que culminó con el incendio de una patrulla policial y tres heridos.

El hecho sucede en vísperas de una sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en la que este miércoles se abordará por primera vez la "crítica situación" de Nicaragua, a propuesta de la embajadora estadounidense Nikki Haley, presidenta del organismo.

"Mi pregunta es: ¿cuántas personas deben morir antes de que (la crisis nicaragüense) se convierta en una cuestión de paz y seguridad?", dijo Haley al defender la convocatoria a la reunión, que ha generado grandes expectativas entre los opositores en Managua.

"Esperamos que actúen pronto, que actúen en favor de los derechos humanos del pueblo de Nicaragua", declaró a Dpa Sandra Ramos, representante de las mujeres y la sociedad civil en la Alianza Cívica.

Violeta Granera, del opositor Frente Amplio por la Democracia (FAD), consideró que la discusión en el Consejo de Seguridad "pondrá en el tapete la brutal represión del régimen de Ortega, que ya no puede seguir engañando a nadie".

"El solo hecho de que la ONU ponga en agenda el tema de los derechos humanos en Nicaragua es altamente relevante. Ortega está más aislado que nunca", comentó a su vez el ex comandante guerrillero Hugo Torres, vicepresidente del disidente Movimiento Renovador Sandinista (MRS).

En tanto, el poeta y sacerdote nicaragüense Ernesto Cardenal emitió un "llamado urgente al mundo" para "que intervenga" y ayude a que "cese inmediatamente la represión" en Nicaragua, donde "Daniel Ortega y su mujer, Rosario Murillo, se han adueñado del país".

La sesión será monitoreada por la ex presidenta chilena Michelle Bachelet, nombrada alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, cuya oficina emitió el martes un comunicado deplorando la expulsión de Nicaragua de un equipo de trabajo días después de cuestionar duramente al Gobierno de Ortega.

La crisis en Nicaragua estalló el 18 de abril con protestas universitarias que fueron reprimidas violentamente por la Policía y grupos paramilitares. El gobierno reporta hasta hoy 198 muertos, pero ONGs de derechos humanos elevan la cifra hasta en 481 fallecidos.

Últimas noticias