Acusan agresiones campesinos del norte de Chiapas

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Organizaciones campesinas denunciaron un clima de hostigamiento y aumento en las agresiones contra sus integrantes y la sociedad en general en la región norte de Chiapas, particularmente en los municipios de Amatán y Solistahuacán.

Denunciaron que las agresiones son ejecutadas por “grupos de choque” financiados por los hermanos Wilbert y Manuel de Jesús Carpio Mayorza, alcaldes saliente y entrante, respectivamente, del municipio de Amatán; este último ya ha sido dos veces presidente municipal, conformaron un cacicazgo familiar.

Además, Daniel Zuñiga Maldonado, de la Coordinadora Plan de Ayala Movimiento-Nacional (CNPA MN), pidió al Instituto Nacional Electoral (INE) anular el resultado de la elección en ese municipio debido a las “evidentes pruebas” de fraude electoral de parte de Jesús Carpio, a quien ya le dieron constancia de mayoría a pesar de que hay proceso de impugnación en curso.

Informó que ya se presentaron pruebas de compra de votos y robo de urnas, así como cambio de papeletas electorales el pasado 2 de julio. Dijo que aunque hoy los hermanos Carpio pertenecen a Morena, ya han pasado por prácticamente todos los partidos, entre ellos el PRI y el PVEM. “En realidad ejercen un cacicazgo y se valen de los partidos políticos para ejercerlo”, dijo el dirigente campesino.

En conferencia de prensa, junto con Isela Violeta Valdés, del Centro de Derechos Humanos Antonio Esteban (CDHAE), presentaron una larga lista de agresiones que se han acrecentado en los últimos meses contra los integrantes y dirigentes del movimiento campesino, que exigen, entre otras cosas, el uso del presupuesto en obras pública.

Denunciaron una serie de agresiones físicas, algunas de ellas con armas de fuego, además de intimidaciones y amenazas en contra de representantes comunitarios, sobre todo en el contexto electoral.

Este clima de hostigamiento ha generado también desplazamiento interno forzado de familia; esto último de ejidatarios de Cerro Blanco, municipio de Amatán, pertenecientes al Movimiento Campesino Regional Independiente, organización afiliada a la CNPA-MN.

Los dirigentes de estas organizaciones llamaron al virtual ganador de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador, y a la presidente de Morena, Yeidckol Polevnsky, a pronunciarse en torno a la violencia y la violación de derechos humanos que se vive en esa región de la zona norte de Chiapas generado por líderes y militantes de su partido. “Hasta ahora sus silencios dejan mucho que pensar a que solapan estas acciones criminales en el estado y van en contra de lo que pregona ese partido”, dijo.

Sin embargo, indicó que esa responsabilidad, en este momento, es todavía del presidente Enrique Peña Nieto y las autoridades de la entidad.

Daniel Zuñiga relató que de mayo a la fecha los hermanos Carpio: Wilber Carpio -alcalde saliente- y Manuel de Jesús Carpio -alcalde electo, y quien ya ocupó ese cargo en dos ocasiones- buscan callar la inconformidad de las comunidades y del MOCRI CNPA-MN, a través de hostigamiento y agresiones, debido a las permanentes denuncias de desvío de recursos municipales, los cuales deberían ser utilizados en obra pública.

La CNPA MN urgió también al presidente municipal de Amatán, Chiapas, Wilber Carpio Mayorga, invertir en obra pública, cumplir compromisos y demandas de desarrollo comunitarios.

Últimas noticias