Se esfumó la presencia del PRD en el norte y en el Bajío

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Hasta ahora tercera fuerza política, espacio ganado paulatinamente desde su creación en 1989, el panorama del Partido de la Revolución Democrática (PRD) cambió radicalmente no sólo por su fracaso en elecciones federales sino también por su desastroso desempeño en comicios locales. Con excepción de Zacatecas, el partido desapareció de las preferencias electorales en el norte y el Bajío, donde perderá el derecho al financiamiento público y presencia en los congresos.

De acuerdo con los resultados obtenidos en las 30 elecciones concurrentes realizadas el primero de julio, el partido del sol azteca registró porcentajes de votación por abajo de 3 por ciento, a pesar de que en todas ellas participó de forma coligada con el PAN, acorde a su política de alianzas instrumentada desde 2016 como fórmula de sobrevivencia política ante el embate de Morena. Al retroceso electoral se añadirá una crisis financiera debida a la falta de financiamiento.

Lee aquí la nota completa.

Últimas noticias