En dos meses, halla Profepa 15 manatíes muertos en Tabasco

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

En los dos meses recientes, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ha localizado los cuerpos de 15 manatíes muertos en distintos cuerpo de agua de Tabasco, sin que se haya podido establecer la causa de esta mortandad, a pesar de que la dependencia y otras instituciones de los tres niveles de gobierno crearon, desde el primer hallazgo, una comisión interdisciplinaria para ese fin.

La Profepa informó que el personal que atiende la contingencia capturó este viernes un manatí vivo que mostraba signos de debilidad, por lo cual fue trasladado a la estación Tres Brazos de la reserva de la biosfera pantanos de Centla, donde se le brinda asistencia y se encuentra bajo observación hasta determinar su retorno al medio silvestre.

Los primeros cinco ejemplares muertos fueron localizados los días 18 y 28 de mayo y 1 de junio en el arroyo El Maluco, en la comunidad del ejido Nabor Cornelio, municipio de Macuspana. Esta especie (Trichechus manatus) se encuentra enlistada en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, en la categoría en peligro de extinción.

Entre las hipótesis planteadas sobre los cadáveres encontrados en las cuencas de los ríos Bitzal y Meluco está la posible intoxicación por hidrocarburos, agroquímicos o metabolitos secundarios en plantas y microalgas; también se considera la presencia de patógenos transmitidos por animales domésticos.

A fin de dar respuesta a cada una de estas hipótesis, la Conagua ha levantado muestras de agua en 10 puntos para realizar el análisis sobre la posible presencia de plaguicidas, herbicidas, metales e hidrocarburos en los cuerpos de agua, que pudieran estar afectando a los mamíferos.

No ha sido posible obtener muestras de órganos de los cadáveres, debido al avanzado estado de descomposición en que se han encontrado los ejemplares.

En recorridos realizados este viernes por los cuerpos de agua de los municipios de Macuspana y Centla, Tabasco, los inspectores y funcionarios hallaron otro ejemplar adulto muerto, por lo cual suman 15 cadáveres hasta el día de hoy.

El cuerpo correspondía a una hembra adulta, de 2.65 metros de largo y peso aproximado de 300 kilogramos. No presentaba indicios de daños como contusiones, fracturas o enmalle. Se le dio sepultura.

Respecto del ejemplar vivo capturado se le extrajeron muestras de sangre para llevar a cabo análisis bacteriológicos; confirmando hasta este momento la presencia de la bacteriabrucella sp.

Un estudio sobre brucelosis en mamíferos marinos, realizado por la Universidad de Iowa, concluye que esta bacteria no ha sido la causa principal de muerte de este grupo de especies; por lo cual, considerando esta información especializada, la Profepa y demás instituciones esperan obtener mayor número de muestras de animales vivos o muertos, además de los resultados de laboratorio de muestras de plantas y agua, tomadas al momento para su análisis.

En la atención de esta contingencia se ha sumado personal del Parque X-caret, Quintana Roo; del Zoológico Miguel Álvarez del Toro, de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, y de la Dirección General de Vida Silvestre de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, informó la dependencia.


Últimas noticias