PRI acepta derrota en gubernatura de Veracruz

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Xalapa, Veracruz. El candidato de la alianza “Por un Veracruz Mejor”, el priísta José Francisco Yunes Zorrilla, aceptó este mediodía su derrota frente al candidato de la alianza “Juntos Haremos Historia”, Cuitláhuac García Jiménez, y consideró que la jornada electoral fue "devastadora" para su partido.

Reconoció que los resultados que obtuvo en la entidad son similares a los obtenidos a nivel nacional, donde aseveró “la gente tenía claro por quién no votar, antes de saber por quién sí hacerlo”, y asumió que nunca logró posicionar la oferta del PRI.

Yunes Zorrilla llamó a la reconciliación entre todas las partes, ya que dijo “si no hay reconciliación y unidad entre los veracruzanos, no podremos reconocer los problemas de desigualdad, seguridad y economía, que deben trascender el tema electoral y político”.

En un mea culpa, asumió su responsabilidad en los resultados: “son devastadores, nunca habíamos tenido una elección tan adversa. El PRI debe entender que tenemos que cambiar método y modelo, pero yo asumo la responsabilidad de no haber logrado generar la cohesión entre sectores y actores del PRI, a lo largo de la campaña no lo logré. Aunque era la mejor oferta, no tuve éxito”.

Cuestionado en relación a si se sumaría al gobierno de Cuitláhuac García, dijo, “no me van a ver formado en primera fila, voy a ser un hueso viejo del PRI porque es el partido que más le ha aportado al país, y tiene una visión de estado, con el que se pueden impulsar acuerdos y transformaciones”.

No obstante, la debacle electoral del PRI en el estado, Yunes Zorrilla sostuvo que su partido se pondrá de pie. “El PRI se va a levantar de este escenario”. Y reconoció que hubo desertores y simulación”. Aseveró que no regresará al Senado, Cámara a la que aún podría regresar los últimos 40 días.

Últimas noticias