Nueva incursión de policías y paramilitares en Masaya

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Managua. Varios cientos de policías y paramilitares incursionaron hoy en la ciudad de Masaya, al este de la capital de Nicaragua, para disolver retenes de manifestantes que protestan contra el Gobierno, informaron activistas de derechos humanos.

El director de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH, independiente), Alvaro Leiva, dijo que las "operaciones combinadas se iniciaron en la madrugada con entre 400 y 600 hombres armados" que han rodeado el barrio indígena de Monimbó, donde cientos de pobladores mantienen barricadas.

"Es una situación gravísima y tememos que ya haya heridos", aseguró Leiva al canal 15 de televisión desde Masaya, a 25 kilómetros de la capital. Dijo que este es el tercer día de operaciones policiales en la ciudad e instó al presidente Daniel Ortega a "detener la muerte de más personas en Nicaragua".

"Pedimos al Estado de Nicaragua detener el ataque y el derramamiento de sangre en Masaya. Es contradictorio hablar de diálogo y ordenar más represión", afirmó el activista.

Por su parte, en declaraciones a periodistas, el cardenal Leopoldo Brenes exhortó al Gobierno a "cesar la violencia y agotar el diálogo para no entrar en una guerra".

"Es triste estar dialogando bajo las balas, la violencia y la incertidumbre que la gente está viviendo", agregó Brenes, presidente de la Conferencia Episcopal, mediadora en el diálogo.

La ofensiva sobre Masaya se inició hace tres días para rescatar al jefe de Policía que estaba recluido en su cuartel, rodeado por manifestantes. La operación dejó seis muertos y 34 heridos, además de 36 heridos en la vecina localidad de Ticuantepe.

Yubrán Suazo, líder estudiantil de Masaya, declaró por su parte que "las ráfagas son muy fuertes" y que "por donde van pasando, van dejando paramilitares para que el pueblo no vuelva a las barricadas".

"Estamos entrando en un estado de sitio en Masaya, se habla de un poco más de 20 capturados", dijo Suazo. La televisora transmitió imágenes de la ofensiva armada, filmadas por pobladores con sus teléfonos celulares desde sus casas y desde las barricadas.

Alvaro Leiva aseguró que los armados, además de fusiles de asalto AK-47, portan fusiles rusos Dragunov. "Este armamento lo usan personas preparadas, por tanto no descartamos que sean personeros del Ejército vestidos de civil o personas que hayan pertenecido a las Fuerzas Armadas".

El Ejército ha negado estar involucrado en la crisis, que se inició con una protesta estudiantil el 18 de abril y ha dejado al menos 215 muertos y más de mil 500 heridos, según la ANPDH.

Últimas noticias