Caen opciones de educación y salario digno: informe del Colmex

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En México persisten múltiples factores de desigualdad que se entrecruzan —entre ellos el género y el lugar de origen— y suelen determinar la vida de quienes los padecen, por lo cual se hace más probable que una persona que nació en un hogar pobre siga en las mismas condiciones por el resto de su vida, sin que los partidos políticos tengan propuestas articuladas para superar dicha problemática, advirtió un estudio elaborado por un equipo multidisciplinario de El Colegio de México.

De acuerdo con el informe “Desigualdades en México 2018”, algunos de los ámbitos en donde queda de manifiesto dicha condición de inequidad son la educación, el ingreso y la movilidad social y el trabajo, a los cuales se suman de manera importante elementos como la migración de retorno y el cambio climático.

Una de las principales conclusiones del informe es que se están cerrando “a la baja” las brechas en cuanto acceso a la oportunidades de educación y a un salario digno, lo cual significa que “hay un deterioro en los resultados de grupos privilegiados que habían obtenido niveles altos de salarios, sin que haya mejorado la situación para los grupos más desaventajados”.

Lo anterior general el riesgo de que el movimiento social sea descendente, como lo demuestra el hecho de que en los recientes diez años, el ingreso de quienes cuentan con estudios profesionales o de educación media superior ha perdido la tercera parte de su valor.

De igual manera, el informe subraya que persisten las desigualdades de género, pues en 2017 las mujeres que trabajaron sin recibir ninguna remuneración económica fueron poco más del doble que los hombres.

Asimismo, el acceso inequitativo a las oportunidades de desarrollo estuvo determinado por regiones, como lo ilustra el ejemplo de que en Nuevo León el porcentaje de escuelas con servicio de drenaje es de 80.3 por ciento, mientras en Chiapas es de sólo 23.2 por ciento.

Ante dicho escenario, las propuestas de las coaliciones que participarán en las elecciones del próximo 1 de julio son demasiado generales, vagas y fragmentadas, alertaron las investigadoras Melina Altamirano y Laura Flamand.

Para superar la situación de desigualdad transversal que se alimenta de diversos factores y que v creciendo y acentuándose a la largo de la vida de la mayoría de las personas, enfatizaron las especialistas, hace falta que los partidos políticos y coaliciones tengan una visión más amplia, multidisciplinaria e integral, que en este momento está ausente de sus plataformas.

 

Últimas noticias