Piden a CNDH intervenga contra ATP por violar las leyes

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El Senado de la República violará los artículos 133 y 93 de la Constitución Mexicana, la Ley sobre la aprobación de tratados internacionales en materia económica, su propia normatividad y acuerdos internos, e incluso observaciones puntuales que ha hecho la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU al gobierno federal, en caso de que apruebe el Acuerdo Integral y Progresista de Asociación Transpacífica (CPTPP también conocido como TPP-11), alertaron representantes de la Convergencia de Organizaciones Sociales y Ciudadanas México mejor sin TLC's.

Incluso anunciaron que ya solicitaron la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), pues las observaciones de la ONU son muy puntuales sobre las probables violaciones que se cometerían con dicho acuerdo y que no ha respondido el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Criticaron que en menos de un mes, los senadores pretendan aprobar el TPP-11, ya que afectará varios sectores productivos y las garantías de los mexicanos en distintos ámbitos, incluidos los laborales y de salud, sin que hayan realizado audiencias públicas como establece la Ley sobre la Aprobación de Tratados Comerciales con todos los sectores involucrados.

El gobierno federal envió el acuerdo a los senadores apenas el pasado 12 de abril, un día después de que fue firmado en Perú, y una semana después, es decir, el 18 de abril, emitieron el dictamen correspondiente y la intención es aprobarlo esta semana, probablemente mañana mismo, antes de que concluya el presente periodo de sesiones de la legislatura actual.

"No entendemos la urgencia extrema por aprobarlo porque no se está realizando un consulta pública con sindicatos, organizaciones empresariales, organizaciones sociales y sindicatos en general", indicó Alberto Arroyo, uno de los representantes de Convergencia.

Atribuyó dicha prisa al temor del gobierno actual de que con las elecciones de julio cambie la composición del Poder Legislativo y quien gane la presidencia no avale el TTP- 11.

Además, es de temerse que con la misma prisa y antes de que entre en funciones el nuevo gobierno y la próxima legislatura se prentendan aprobar la recientemente concluida modernización del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México (TLCUEM) así como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que se pretende terminar en la primera semana de mayo.

Justo porque esta legislatura está a punto de concluir resulta no sólo ilegal sino ilegítimo que qprueben el TPP - 11, fustigó Alejandro Quiroz, otro de los representantes de la Convergencia, la cual aglutina a 200 organizaciones sociales, campesinas, sindicales, de derechos humanos y de académicos.

Convergencia envió una carta al Senado y solicitó audiencia la presidencia de la mesa directiva de la cámara baja para exponerle argumentos jurídicos y de derechoa humanos contra la aprobación del TTP-11 pero hasta la fecha no ha recibido respuesta.

También exigió que se incorpore a la Comisión de Derechos Humanos a las comisiones dictamidoras que analizan el TPP-11 y den respuesta a las observaciones hechas por la ONU al gobierno federal en las que le demandó que explique claramente de qué manera dicho tratado cumple con diversas normas internacionales de derechos humanos comenzando con el de que toda persona tiene derecho a participar en los asuntos públicos, así como la consulta y participación de los pueblos indígenas.

Últimas noticias