Investigadores piden cancelar NAICM por daño al ecosistema

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Texcoco, Méx. La construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en el lago de Texcoco está provocando la destrucción del equilibrio hidrológico de la cuenca del Valle de México, de los ecosistemas de la región, y del patrimonio cultural, lo cual traerá como consecuencia el agravamiento de los problemas de servicios del área conurbada, amén de que sienta las bases de futuros desastres sísmicos; afirmaron investigadores de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh).

Ante los graves daños los especialistas exigieron la cancelación inmediata del proyecto aeroportuario y demandaron la implementación de un proyecto de corrección de todos los daños ocasionados hasta la fecha por la construcción del NAICM.

“Exigimos que se decrete a la cuenca del Valle de México como Área Natural Protegida (ANP) en su modalidad de Reserva de la Biosfera u otra modalidad pertinente, que se decrete a la cuenca del Valle de México como Patrimonio Cultural de la Humanidad y que se declaren a las actividades agrícolas, ganaderas, silvícolas (del bosque) y las artesanías de la región, como actividades estratégicas prioritarias del país, y patrimonio cultural”, dijo Sócrates Silverio Galicia Fuentes, académico de UACh.

Afirmó que es necesario también el diseño de un proyecto alternativo de desarrollo regional de la Cuenca del Valle de México que propicie el Desarrollo de la Naturaleza y responda a las necesidades de los pueblos, barrios, colonias y en particular los pueblos originarios.

En su pronunciamiento titulado “Plan de Lucha en Defensa de la Naturaleza y la Vida, No al NAICM”; investigadores de Chapingo y representantes de diversas organizaciones sociales; sostuvieron que la determinación de construir el nuevo aeropuerto en Texcoco significó la violación constitucional y del marco normativo nacional y pasó por alto la obligatoriedad de la consulta a los pueblos originarios y a la ciudadanía en el caso de megaproyectos. “A total ausencia de democracia que exhibe la gestión del proyecto del NAICM”.

“Hay una violación sistemática de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y el marco jurídico en materia ambiental y relacionado con la construcción de megaproyectos. En todos los casos se carece de los estudios de impacto ambiental y los procedimientos marcados por las diferentes leyes y cuando las comunidades solicitaron por escrito a las autoridades municipales, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (PROPAEM) e incluso tribunales judiciales la respuesta fue variada, pero en esencia ninguna cumplió con sus atribuciones violentando los derechos de los ciudadanos y la aplicación del marco legal.

“El lecho del ex Lago de Texcoco en la cuenca del Valle de México es un sitio inviable para la construcción del NAICM y su edificación constituye un ecocidio de dimensiones extraordinarias que terminará por destruir la naturaleza de la cuenca del Valle de México. El impacto social, económico, urbanístico representa la destrucción de la vida comunitaria de los pueblos del Valle de México, el agravamiento de los problemas de servicios del área conurbada y sienta las bases de futuros desastres sísmicos y de otra índole”, mencionaron.

Sócrates Silverio Galicia consideró que las amenazas ecocidas, económicas, sociales y culturales que implica la construcción del NAICM para la vida comunitaria de la población del oriente del estado de México han constituido el principal impulso para el surgimiento de los movimientos y luchas de resistencia de diversas comunidades y pobladores de esa zona del Valle de México, que han respondido por medio de diversas estrategias en las que está en disputa el futuro a corto y mediano plazo de la vida comunitaria.

Recordó que la región de los lagos o región oriente del estado de México ha constituido históricamente un territorio en disputa; desde la época prehispánica los diversos grupos étnicos que llegaron en oleadas de migración a esta región libraron múltiples contiendas por esa tierra y sus recursos naturales.

“En la etapa colonial se constituyó una profundización y diversificación de las formas de lucha y apropiación de dicho territorio; en el siglo XIX se acentuó los rasgos conflictivos que heredó de la colonia llevando las contradicciones y desigualdades hasta sus límites más inhumanos. En la Revolución mexicana y el nuevo régimen nacido de ella se resolvieron parcialmente y temporalmente dichas desigualdades y conflictos y en la etapa de la industrialización y urbanización del país se engendraron nuevas formas de apropiación de los recursos naturales de la zona engendrando nuevos conflictos y nuevas formas de lucha por el territorio”.

“La fase que vivimos de globalización significa únicamente una agresión masiva del capital contra el trabajo, los pueblos y la naturaleza. Las alianzas de la oligarquía mexicana con diferentes fracciones del capital trasnacional principalmente norteamericano marcan la naturaleza excluyente y destructora de sus proyectos y programas de desarrollo regional como el NAICM”, dijo.

Los investigadores de Chapingo y representantes de más de 20 organizaciones sociales anunciaron que llevarán acabo el próximo miércoles 18 de abril el primer Diálogo Nacional Todos Unidos Contra el NAICM en el auditorio Emiliano Zapata de la UACh.

Últimas noticias