Sindicatos argentinos piden renuncia de ministros por inversiones irregulares

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Buenos Aires. El jefe de gabinete Marcos Peña defendió ante la Cámara de Diputados a los funcionarios del gobierno del presidente argentino, Mauricio Macri, denunciados por cuentas offshore nunca declaradas como el ministro de Finanzas, Luis Caputo y el de Trabajo, Jorge Triaca, por acciones incompatibles con su cargo y cuya renuncia pidieron sindicalistas de diversos sectores.

Pero también su discurso sobre la situación del país, quedó por fuera de la realidad al asegurar que la inflación está bajando, restando importancia al déficit fiscal y a los reclamos de los industriales, en momentos en que el propio Instituto de Estadística y Censo señaló que la inflación alcanzó de 4.2 por ciento en los primeros dos meses del año, desbordando todos los pronósticos gubernamentales.

Peña ratificó a Caputo después que la Comisión Nacional de Valores de Estados Unidos confirmó que el ministro fue dueño de Noctua, una firma offshore vinculada a la empresa Axis Sociedad Gerente de Fondos de Inversión, que está denunciada por operaciones irregulares en la colocación de fondos de la Administración Nacional de Seguridad Social que habilitó el propio Caputo.

Peña consideró que “la corrupción no son las sociedades offshore, sino los bolsos de José López”, en alusión a un ex funcionario del gobierno anterior que protagonizó un incidente muy extraño, cuando en junio de 2018 llevó unos bolsos con nueve millones de dólares a un convento de religiosas, en lo que ahora se sospecha fue una “operación” del gobierno actual.

El diputado del Frente para la Victoria, Axel Kicilloff, ex ministro de Economía, desmintió a Peña sobre sus dichos de que los salarios le ganaron a la inflación. “Con el índice de precios al consumidor (IPC) de la ciudad, con las estadísticas oficiales, los salarios reales desde que ustedes llegaron cayeron en promedio 7.1 por ciento y las jubilaciones 8.4 por ciento”, dijo Kicillof.

El 60 por ciento del supuesto trabajo que generaron son monotributos”, afirmó también negando que se haya creado trabajo genuino. "Gobiernan desde un country” (barrio privado de lujo), manifestó el diputado que intentó ser silenciado por los oficialistas y dio cátedra sobre el tema del endeudamiento. “Creo que todo el mundo se dio cuenta que hay un divorcio enorme entre lo que usted dice y lo que pasa en las fábricas, en las viviendas, en los barrios”, agregó Kicilloff en momentos en que se ha disparado en forma alarmante el costo de vida debido a la subida en los precios de alimentos y de todo tipo de tarifas, incluyendo el combustible y el transporte, que afectaron el bolsillo de los trabajadores.

Por estas horas se conoció que las empresas de la familia Macri recurrieron también a una sociedad radicada en Londres para administrar un autopréstamo por más de 49 millones de dólares. Para canalizar los fondos alrededor de la red global de servicios financieros utilizaron a Framac International LLP. “El entramado offshore comienza en el Reino Unido pero, a lo largo de una década, atraviesa otras cinco populares guaridas financieras y fiscales: Austria, Uruguay, Suiza, Dubai y Hong Kong. Documentación oficial de la compañía británica” a la que tuvo acceso Página 12 indicando que el multimillonario crédito fue otorgado por Sideco Americana en 2008 pero, según muestra el balance presentado el año pasado, los fondos seguían circulando. Desde la compañía donde se concentraron los distintos negocios del Grupo Macri reconocen la existencia de la offshore británica. La investigación ocupa varias páginas con datos y pruebas incuestionables.

La guerra mediática

Mientras los medios de comunicación mayoritariamente aliados al gobierno ocultan toda información negativa, se continúan describiendo las mentiras que se dijeron sobre el gobierno de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) , a quien se le realizó una auditoría que determinó que todo estaba correcto, noticia que ninguno de los grandes medios publicó.

El trasfondo es la utilización de la justicia como arma política”, jueces “que funcionan al estilo de una guardia pretoriana. Igual que en Brasil con Dilma Rousseff y (Luiz Inacio) Lula da Silva. Se construye una trama de jueces y expedientes que le impidan el paso a las fuerzas que el establishment no quiere” sostiene el analista Raúl Kollman.

En medio de la campaña electoral en 2015 el diario Clarín publicó en portada en un gran titular que el hijo de la ex presidenta, actual diputado Máximo Kirchner y la ex ministra de Defensa, Nildda Garré tenían cuentas en bancos de Estados Unidos, armando una gran campaña. En marzo de 2015, el periodista Daniel Santoro en su columna de Clarín escribió que “Máximo Carlos Kirchner sería uno de los cotitulares de la cuenta abierta en el banco Felton de Delaware, Estados Unidos, que había manejado Nilda Garré, según dos fuentes bancarias y un documento consultados por Clarín. Habría otra cuenta abierta en el Morval Bank & Trust Ltd de las islas Caiman que llegó a tener 19 millonwa 845 mil 300 dólares. Según las fuentes en esta cuenta también figurarían Garré y Máximo. La revista brasileña Veja -experta en en este tipo de operaciones- afirmó que también estaría como cotitular la hija de Garré, María Paula Abal Medina”.

Pero casi inmediatamente los bancos mencionados negaron haber tenido o tener cuentas con estos nombres. Sin embargo, el Departamento de Justicia de Estados Unidos tardó dos años para informar que esa noticia era falsa, manteniendo la confidencialidad de la información dejando correr una denuncia falsa desde el 2015 hasta septiembre de 2017, como señaló la ex presidenta en Twitter.

Estas campañas “revelan las escandalosas maniobras en el Poder Judicial para mantener personas detenidas y preparar megajuicios para 2019, el año de las elecciones", escribió la ahora senadora Fernández de Kirchner.

Los analistas advierten que la campaña de Clarín fue una de las operaciones de prensa más increíbles de los últimos años y en este caso ahora llegó a su fin ninguno de esos medios hizo un mínimo chequeo antes de publicar la información, algo que sí hizo Página 12. Continuaron con la versión que enlodaba al gobierno anterior, y nunca la desmintieron u ofrecieron disculpas por la falsedad.

Últimas noticias