Opinión
Ver día anteriorLunes 15 de junio de 2020Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
México SA

Avanza el Banco del Bienestar // Inclusión financiera para todos

D

esde que el presidente López Obrador presentó en sociedad al Banco del Bienestar dejó en claro que la nueva institución financiera del Estado mexicano atendería a la población más desamparada en los municipios (casi la mitad de los existentes en la República) en los que la banca privada ni por aproximación tiene presencia, porque para ella no es negocio.

De hecho, el mandatario ha reiterado que la llamada inclusión financiera que dice promover la banca privada es más un eslogan que una realidad, de tal suerte que es necesario acercar los servicios bancarios a los más necesitados, porque de otra forma no es posible impulsar el desarrollo en todo el país.

Ahora, si la banca privada quiere hacer sus sucursales, pues tiene todo el derecho de ir a los pueblos a construirlas y operarlas, pero como no lo va a hacer por no considerarlo negocio, lo hacemos nosotros; tenemos que ocuparnos de nuestra responsabilidad social, dice López Obrador. Para ello el gobierno ya destinó 5 mil millones de pesos para la habilitación de mil 350 sucursales en 2020 y otras tantas en 2021.

Aun así, no falta el banquero simplista –por ser generoso con el término– que hace campaña sucia en contra del Banco del Bienestar y califica su actividad como una competencia deslealpara las instituciones financieras del sector privado, pero como bien señala Rabindranath Salazar, director general del nuevo banco del Estado, la ubicación de las nuevas sucursales se eligió estratégicamente, cruzando datos, de en dónde se concentra un mayor número de beneficiarios de programas sociales, con los de los municipios donde no hay infraestructura bancaria, de tal forma que con las nuevas sucursales los servicios financieros llegarán a localidades cercanas y generarán una reactivación económica regional.

Y puso tres ejemplos: Teremendo es una localidad michoacana donde hay una cantidad impresionante de migrantes; evidentemente hace falta una sucursal para poder hacer el cambio de las divisas que nuestros paisanos envían. El caso de Capula, en el mismo estado, un lugar tremendamente turístico, es el origen donde hacen las catrinas, y no hay ninguna institución financiera. Y Hueyapan, Veracruz, donde hay un ingenio azucarero y la gente se tiene que trasladar 2.5 horas de ida y otras tantas de regreso para poder hacer uso de un servicio bancario.

El Inegi documenta que 575 municipios del país no cuentan con una sucursal, cajero o corresponsal bancario, lo que se traduce en que más de 30 mil localidades carecen de estos servicios. Además, cerca de 56 mil no cuentan con sucursales bancarias en un radio de 7 kilómetros. En este sentido, las entidades con mayor número de localidades sin infraestructura financiera se encuentran en Chiapas, Oaxaca, Chihuahua, Veracruz y Guerrero. Donde la banca tradicional no ha ido es justamente donde estamos yendo nosotros, detalla Salazar.

De acuerdo con la información del Banco del Bienestar, con la entrada en operación de sus primeras 37 sucursales casi 2 mil 100 localidades del país se benefician (en conjunto, 617 mil personas de la población económicamente activa), pues en ellas cobran sus programas sociales (en 2019 el monto dispersado superó los 75 mil millones de pesos), pueden solicitar créditos, manejan sus cuentas, cobran remesas y pagan servicios.

Por el lado de las remesas, la alianza con [email protected] de la Gente (sociedades cooperativas, cajas de ahorro y/o préstamo) permite al Banco del Bienestar tener presencia en prácticamente todos los municipios del país. En el primer trimestre de 2020, la institución pagó 364 millones de dólares en remesas, 30 por ciento más que en igual periodo de 2019.

Entonces, desleal ha sido la banca privada, que sólo tienen ojos para obtener mayores ganancias y ni lejanamente promover el beneficio para el país.

Las rebanadas del pastel

Con los neoliberales la banca de desarrollo (del Estado) sólo atendió al gran capital (rescates incluidos), pero ya es hora de que sirva a la nación, que para eso fue creada.