Economía
Ver día anteriorViernes 14 de septiembre de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Jiménez Espriú desestima totalmente estudios sobre Santa Lucía
Miriam Posada García
 
Periódico La Jornada
Viernes 14 de septiembre de 2018, p. 26

El próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, de-sestimó totalmente los estudios técnicos que advierten que la construcción del nuevo aeropuerto en Santa Lucía costaría casi 400 mil millones de pesos y no 66 mil millones, como señaló el gobierno electo.

Al referirse al estudio técnico solicitado al Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM), indicó que si la persona que hizo el cálculo se presenta a una licitación la pierde porque da muy caro, aseguró que el estudio está mal hecho.

Luego de una reunión con integrantes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), apuntó que el Colegio de Ingenieros presupuesta hasta centavos, pone en 20 mil pesos el metro cuadrado, con eso la cúpula costaría 150 mil millones de pesos.

El presidente de la CMIC, Eduardo Ramírez Leal, resaltó que no se pueden inventar obras, que en el caso de Santa Lucía no hay estudios técnicos, no se compara un proyecto completo contra otro igual, como el que sí tiene el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Advirtió que si se impone una decisión política sobre una técnica probablemente habrá desaliento entre inversionistas. Consideró que si el tema es combatir la corrupción y generar ahorros hay otros caminos.

Dijo que el equipo de Jiménez Espriú apoya Santa Lucía, pero no se puede tomar una decisión con simples cálculos sin sustento técnico.

Sin detener obras

El empresario consideró que si se van a hacer estudios para Santa Lucía está bien, pero no se deben detener las obras en el NAICM, tienen un progreso importante, y las empresas que han trabajado ahí hasta llegar a un avance de más de 30 por ciento han creado derechos.

Hace una semana el CICM, la Academia de Ingeniería y la Unión Mexicana de Asociaciones de Ingenieros entregaron a Jiménez Espriú los estudios que solicitó López Obrador sobre la viabilidad de la terminal que requiere el país, ante la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y la viabilidad de Santa Lucía.

Desde ese momento, las tres instancias de especialistas advirtieron que, por diversas razones, lo más conveniente es continuar con el NAICM en Texcoco.