19 de marzo de 2016     Número 102

Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER

Suplemento Informativo de La Jornada

Witness en América Latina y el Caribe


FOTOS: Juba Wajiin

Laura Salas

WITNESS, testigo en español, inició hace más de 20 años llevando cámaras a grupos y documentando abusos a derechos humanos en todo el mundo. En ese momento se volvió evidente que no sólo eran necesarias las cámaras, sino también herramientas para saber cómo manejarlas mejor a fin de registrar y difundir los hechos de injusticia y violencia que acompañan estas violaciones.

Por ello WITNESS empezó a generar herramientas y una metodología para usar el video en la incidencia para el cambio a fin de compartirlas con los grupos a los cuales generalmente también entregaba equipos (https://es.witness.org/portfolio_page/como-crear-videos-para-el-cambio-2).

Con el tiempo, la tecnología ha transformado esto para volver cada vez más importantes las herramientas, incluso más que las propias cámaras; para saber cómo actuar frente a violencia policial en manifestaciones, desalojos forzosos, violencia basada en género, o para usar el video como prueba en casos de violaciones a los derechos fundamentales que vivimos todos los días en América Latina (https://es.witness.org/portfolio_page/diez-consejos-para-filmar-protestas-manifestaciones-y-conducta-policial, https://es.witness.org/portfolio_page/consejos-rapidos-como-filmar-desalojos-forzados, https://es.witness.org/portfolio_page/preparacion, https://vae.witness.org).

En este camino, WITNESS ha desarrollado, entre otros, materiales para la incidencia con video que han servido a grupos en la defensa de su tierra, territorio y recursos naturales; en el acompañamiento de sobrevivientes de violencia basada en género, y documentando violaciones durante elecciones y más recientemente con video como evidencia para fortalecer el valor del material audiovisual en procesos de justicia en el continente (https://es.witness.org/2015/06/el-video-como-herramienta-de-defensa-del-territorio-contra-desalojos-forzosos, https://es.witness.org/2015/06/amecameca-primera-parada-de-la-caravana-voces-de-mujeres, https://es.witness.org/2015/11/documentacion-de-elecciones-en-video, https://vae.witness.org).

Una de las apuestas principales de WITNESS es tener la capacidad de difundir estos materiales a fin de que puedan estar al alcance de quienes más puedan necesitarlos, muchas veces, comunidades que viven todos los días bajo el riesgo de sufrir alguna violación o personas que potencialmente pueden presenciar actos de violencia u otro tipo de hechos que vulneran derechos básicos.

La difusión se lleva a cabo mediante estrategias en línea y también por medio de la capacitación a colectivos, movimientos u organizaciones que buscan mejorar sus herramientas en el uso del video para el cambio social. Una audiencia estratégica son las instancias tomadoras de decisiones que afectan los avances tecnológicos, para incidir en ellas en favor de quienes documentan violaciones a derechos humanos (https://technology.witness.org).

Una tercera línea de acción tiene que ver con acompañar procesos tendientes a tejer lazos entre grupos que ya trabajan video para el cambio, al producir o capacitar a otras personas en el uso de las herramientas audiovisuales, a fin de intercambiar aprendizajes y fortalecer nuestras prácticas (https://es.witness.org/2015/08/audiovisual-en-america-latina-descolonizando-el-encuadre).

De América Latina y el Caribe, WITNESS abreva de los desarrollos de la educación popular, con la cual comparte códigos para la formación, incluida la base de que aprendemos tanto como compartimos de quienes han trabajado por años video para el cambio en la región, como las experiencias de cine comunitario, televisiones comunitarias y otras expresiones de comunicación alternativa, libre o autónoma https://youtu.be/NqKPXHAXKy8

También aprendemos de colectivos que se han formado para documentar las violaciones a los derechos humanos en primera línea y organizaciones de derechos humanos que trabajan en la incidencia para la transformación. Aprendemos de sus contextos y prácticas para pensar [email protected] formas en las que el video puede potenciar sus estrategias. Por ello, hemos apostado en apoyar trabajos que permitan encontrarnos, seguir aprendiendo entre [email protected], enriquecer nuestras miradas y fortalecer las prácticas de video para el cambio social https://youtu.be/DWvNI3lc0Yo

Link al video: https://youtu.be/LUpan97hLuo


Oaxaca

Campamento audiovisual itinerante:
se trata de cine, se trata de comunidad

FOTOS: Campamento Audiovisual Itinerante

Emiliano Martínez Escoto

Por medio de talleres de iniciación audiovisual, desarrollo de proyectos audiovisuales y formación de exhibidores, así como proyecciones diarias de cine para niños y no tan niños, convivencias, conciertos, conferencias y actividades comunitarias, el Campamento Audiovisual Itinerante (CAI) logra funcionar como un espacio de formación, y sobre todo como un espacio de encuentro. Un encuentro entre los que van a enseñar, los que van a aprender y los que están alrededor. El CAI crea vasos comunicantes, crea relaciones, crea comunidad.

Desde su fundación, el 6 de enero de 2011, el CAI ha reconocido que la imagen en movimiento es resultado de procesos colectivos. Por ello retoma el concepto de “comunalidad” utilizado por diversos pueblos de la Sierra Madre en el estado de Oaxaca desde hace más de 30 años para significar su modo de vida y organización. Asimismo, asume nociones como reciprocidad, respeto, trabajo y goce para crear imágenes en movimiento, imágenes que otros verán. El trabajo se cierra cuando la película es vista, exhibida, saboreada por los otros.

El objetivo es formar a una nueva generación de creadores audiovisuales desde una perspectiva comunitaria y consolidar un espacio de formación cinematográfica itinerante en espacios rurales. También crear una generación de cineastas comprometidos a contar historias que tengan que ver con ellos mismos y su realidad. Que sean de utilidad para la sociedad, que hagan reflexionar y conmuevan al espectador y que busquen siempre mejorar la calidad humana de los individuos. Cada año el CAI recibe aproximadamente 25 alumnos en el grupo de Iniciación, 17 en el grupo de Desarrollo de Proyectos y 15 niños y niñas de la comunidad en turno. Estas personas, junto con los maestros que dan los talleres, los artistas que preparan las conferencias y todo el equipo de producción, conviven durante tres semanas en las que, vinculando gente de todo el país, se experimenta una lección de vida provocada por la forma en la que se construye el proyecto. Se convive de acuerdo con las normas y reglas de una comunidad extraña, trabajando y aprendiendo de manera intensiva para lograr terminar un proceso audiovisual que normalmente dura meses.

Los involucrados en el CAI logran consolidar material audiovisual a partir de las vivencias de cada uno, que a la larga tocan a mucha gente: a la comunidad, a los estudiantes y a los maestros. Este material se convierte en cierto momento en películas que llegan a un público externo. Con toda esta conjunción de personajes, círculos y comunidades, el CAI genera cine de alta calidad, logra provocar una convivencia distinta entre mucha gente y permite que una nueva generación de realizadores consoliden su trabajo y comiencen su carrera con una perspectiva más humana. El CAI construye una comunidad para inventar un mejor futuro por medio del séptimo arte.

Liga al video: https://vimeo.com/135500447

  

opiniones, comentarios y dudas a
[email protected]