Opinión
Ver día anteriorLunes 7 de enero de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Dinero

El zar antilavado no ve bien

Fobaproa II: el gasolinazo

Los Atlantes de Tula

C

uando Felipe Calderón promulgó la Ley Antilavado de dinero se aseguró de dar suficiente tiempo para que este influyente sector de la economía nacional se organizara. Salió publicada en el Diario Oficial el dia 17 de octubre del año pasado pero “entrará en vigor –dice el decreto– a los nueve meses siguientes al día de su publicación”, es decir, el próximo mes de julio. Y su reglamento, todavía un mes después. Afecta a los circuitos donde las mafias suelen lavar sus capitales: bancos, casas de bolsa, casas de cambio, inmobiliarias, distribuidoras de automóviles, joyerías, notarías, etcétera. Ya se acerca julio, pero que no panda el cúnico. El nuevo PRI colocó al James Bond de Toluca, Alberto Bazbaz, como titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda. Esta entidad juega un papel central en el combate al lavado de dinero, que oscila entre 20 mil y 40 mil millones de dólares al año, según diversas fuentes de información de México y Estados Unidos. ¿Qué antecedentes tiene Bazbaz para que haya sido asignado a una tarea tan delicada? Era procurador de Justicia del estado de México –cuando Peña Nieto fue gobernador– y tuvo a su cargo la investigación del caso Paulette, la niña que primero fue reportada como desaparecida aunque días después apareció sin vida en su propia cama. Bazbaz la buscó por cielo, mar y tierra pero nunca vió que el cadáver jamás salió de la pequeña habitación. Tuvo que renunciar a su cargo, el ridículo fue mayúsculo. Sin embargo, una persona con tan mala vista pero con otras habilidades puede ser aprovechada. Asi que será el encargado de ver lo del lavado, secado y planchado de capitales del crimen. Dicen que ahora va a usar lentes de contacto, porque en ese sector lo que cuenta son los contactos.

El mito del subsidio

Deveras nos quiere chamaquear el subsecretario de Hacienda, Miguel Messmacher. Su jefe, Luis Videgaray, había anunciado dias antes que no habría aumento de impuestos. Sin embargo, el sábado Messmacher, como regalo de Día de Reyes, anunció a los consumidores que los combustibles a partir de ese día subirán de nueve a 11 centavos el litro cada mes. La Magna ahora cuesta $10,92, la Premium $11.48 y el diesel $11.28. El pretexto, la coartada, o como quieran llamarle, ya están muy gastados: el alza es para suavizar la diferencia de precios entre Estados Unidos y México. ¡Sólo que se les pasó verificarlos! El precio promedio nacional en Estados Unidos es de 83 centavos de dólar el litro, es decir, $10.68 pesos (al tipo de cambio de $ 12.87 por dólar). Y, como les digo, la Magna después del aumento cuesta $ 10.92. Eso, por un lado, por otro, es obvio que Pemex no compra en las gasolineras de la esquina, sino al mayoreo, a un precio todavía más bajo. Por añadidura, no toda se importa de Estados Unidos, sólo la mitad, la otra mitad la genera Pemex y se sabe que su costo de producción es muy bajo –lo guardan como secreto de Estado.

Fobaproa II

Recién terminó la campaña presidencial, los partidos de oposición –eso fue antes del Pacto por México, que los convirtió en compañeros de lecho del PRI– denunciaron que habían salido importantes sumas de dinero de los gobiernos estatales para apoyar la campaña de su candidato. Será coincidencia, pero en la Navidad algunos no tenían dinero para pagar sueldos y aguinaldos. Hay toda una operación de rescate –un Fobaproa II– que incluye perdonarles el ISR que retuvieron a los burócratas. Los gasolinazos formarían parte del rescate. Debían haber concluido en 2011, pero la Comisión de Hacienda, de mayoría priísta, decidió extenderlos hasta 2014. Para el efecto, continúa vigente el gravamen del IEPS: 36 centavos en el litro de Magna, 44 en la Premium y 30 en el diesel, de acuerdo al reporte de AMEGAS –la unión de expendedores. La recaudación se reparte entre los gobernadores. Si los restamos del precio de los combustibles nos daremos cuenta con toda claridad que son más bajos aquí que en Estados Unidos. Cuando los centavitos se multiplican por los miles de millones de litros de combustible que consumimos cada año el resultado se convierte en una fortuna.

[email protected] Populi

Asunto: la pirámide de los Atlantes

El día primero de enero mi familia y yo salimos de paseo a la Zona Arqueológica de Tula, Hidalgo. Al bajar por la escalinata de la pirámide donde están los Atlantes, mi esposo y mi hijo de cinco años de edad cayeron rodando varios escalones. La ambulancia los trasladó al Hospital General en Tula, afortunadamente no hubo consecuencias graves. Traté de mandar un correo electrónico a la Dirección General del INAH para comunicarle el percance, y mi descontento por el abandono de la zona arqueológica y la falta de señalamientos que le adviertan al visitante de los riesgos que existen al subir por sus estructuras. No llegó por fallas en la página oficial del INAH. Ojalá que la nueva dirección proteja del deterioro y abandono a las zonas arqueológicas del país.

Juana Santoyo Morales/ciudad de México

R: ¿No hay algún lugar apropiado en los alrededores donde se pueda instalar un Wal-Mart? Son los Atlantes de nuestros días. Eso vendría a resolver los problemas, porque de tiempo atrás el presupuesto del INAH se utiliza para cualquier cosa menos para conservar nuestros tesoros arqueológicos.

Twitter

En todas partes los ricos se resisten a pagar más impuestos. G. Depardieu ya es ruso para pagar solamente el 13% de impuestos.

@villa_debus

Letrero en Ciudad Mante, Tamaulipas: se reconstruyen virginidades.

Guillermo Arriaga @G_Arriaga

No llegaron los Reyes Magos a mi casa. Seguro se quedaron en el grupo AA que está al lado... ya qué.

@teferefe21

Twitter: @galvanochoa

FaceBook: galvanochoa