Capital
Ver día anteriorMartes 8 de mayo de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Engañaban a jóvenes con supuesta boda

Bajo arraigo, venezolana y su novio por el presunto delito de trata de blancas
 
Periódico La Jornada
Martes 8 de mayo de 2012, p. 35

La venezolana Andreina Lucía Acosta llegó a México en agosto pasado como turista, pero ahora la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) la mantiene bajo arraigo, junto con Sergio Antonio de León Crespo –su supuesto novio–, por su probable responsabilidad en el delito de trata de personas, luego de que dos jóvenes, de 19 y 20 años, también venezolanas, los denunciaron por obligarlas a prostituirse.

Según la investigación, una de las víctimas llegó al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México el pasado 23 de marzo, donde Acosta, acompañada de Sergio Antonio de León Crespo, a quien presentó como su novio, ya la esperaba, porque era una de las invitadas a la boda de ambos y le habían comprado el boleto de avión para que asistiera. Ese es, al parecer, el gancho que usaba Andreina para captar a sus víctimas.

Sin embargo, apenas llegó la chica al Distrito Federal, los presuntos delincuentes la despojaron de su pasaporte y le dijeron que “se tenía que portar bien y trabajar con ellos como diva”, para que pudiera pagar sus gastos de traslado al país. Un día después le hicieron firmar un oficio en el que autorizaba que le tomaran fotografías desnuda y en posiciones eróticas.

También le entregaron ropa y un celular para contactarla después de contratar el sexoservicio, que se difundía por catálogo a través de la página de Internet zonadivas.com, y la trasladaban a diversos hoteles en toda la ciudad, donde se encontraban los presuntos clientes. Asimismo la despojaban del dinero producto de la prostitución y la llevaban al departamento de un supuesto amigo, donde era vigilada constantemente. Otra joven venezolana, de 20 años, cayó en el mismo engaño el pasado 24 de abril, informó la PGJDF.

Sin embargo, un día después las dos mujeres aprovecharon un descuido de sus captores y lograron escapar, denunciándolos ante elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, quienes aprehendieron a Acosta y De León Crespo.

El juez 56 penal concedió la medida cautelar de arraigo contra los probables responsables para continuar con las pesquisas, mientras la casa de seguridad donde resguardaban a las víctimas quedará bajo custodia de la fiscalía de extinción de dominio para que se aplique la ley en la materia, informó la procuraduría capitalina.