Opinión
Ver día anteriorMartes 28 de abril de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Dinero

Tumba el virus al peso

Las seis fases de la epidemia

Una vacuna estará lista en 4 meses

E

l peso tenía muy bajas sus defensas, lo que ya sabíamos. Después de lograr su mejor cotización la semana pasada, en la frontera de los 13 y 12 pesos por dólar, ayer volvió a rozar los 14. Los epidemiólogos de la comisión de cambios –Hacienda, Banco de México– inyectaron otros 400 millones de dólares al mercado (léase, a los banqueros de inexpugnables cubrerrostros) para frenar su caída. Ha salido un río de dólares de las reservas, en los años del foxismo y los no menos aciagos tiempos actuales, para darle al peso la imagen de que está sano, robusto y chapeteado. Todo inútil. Algunos países de Europa y Estados Unidos están recomendando a sus ciudadanos no viajar a tierras aztecas y posiblemente le harán el feo a los productos agrícolas, inclusive a los industriales, por temor al contagio. El cálculo de Hacienda de que la cotización para el año próximo podría ubicarse en el nivel de los 14 pesos comienza a parecer optimista.

Las seis fases

Es difícil aceptar –excepto para mentes muy calenturientas y desbocadas– que la gente de Los Pinos tenga poder para generar decisiones de la Organización Mundial de la Salud que, por lo demás, no sólo afectan a México, sino al mundo completo. Quizá las aprovechen, porque pueden producirles utilidades electorales y financieras, eso no se descarta. Después de conocerse que en sólo 24 horas se triplicó el número de enfermos de influenza en Estados Unidos, la OMS decidió elevar a nivel 4 la condición de alerta decretada para nuestro país. La fase tres, establecida por primera vez el año 2005, con motivo de un brote de fiebre aviar, no había sido sobrepasada hasta ahora. Es importante examinar en qué consisten las seis fases para que sepamos dónde estamos parados:

1) El virus circula entre animales, pero no ha infectado a seres humanos.

2) El virus de animales infecta a seres humanos y representa una amenaza potencial de convertirse en epidemia.

3) Surge un brote de virus animal o humano-animal en personas, pero no alcanza a comunidades enteras.

4) Aumento significativo del riesgo de una pandemia. Los países afectados deben imponer restricciones en comercio y viajes. Asimismo, deben considerar el uso de vacunas, aunque en el caso actual todavía no existe alguna. Aún existe la posibilidad de aislar a las áreas afectadas. (Esta es la fase que la OMS acaba de decretar para México).

5) Es inminente la propagación de una pandemia. El país afectado es requerido para que mantenga a los enfermos en casa, y las escuelas y negocios deben preparase para la suspensión de actividades. (Las autoridades adelantaron esta medida).

6) La pandemia alcanza a varios países. Se implementan planes de emergencia en todos los niveles.

Los ganadores

Como suele suceder, la enfermedad hará ganar miles de millones de dólares a unos cuantos afortunados. El laboratorio Sanofi Pasteur anunció ayer en París que desarrolla una vacuna que será efectiva contra el virus mutante de la influenza. Espera tenerla en el mercado en cuatro meses. Esta empresa es la misma cuya planta en México vino a apadrinar el presidente Sarkozy. Los políticos mexicanos le quitaron apoyo a Birmex, paraestatal que produce diversos antígenos, para favorecer a las trasnacionales.

[email protected] Populi

Asunto: llamado a la comunidad científica

Permite que por conducto de tu prestigiosa columna, los profesores abajo firmantes de la FES Cuautitlán y CCH Naucalpan, de la Universidad Nacional Autónoma de México, convoquemos a los epidemiólogos del IPN, UNAM y UAM a manifestar su opinión sobre lo que actualmente ocurre en el país; no es necesario enfatizar que su opinión, basada rigurosamente en el método científico, será un punto importante para tomar las decisiones más adecuadas para controlar la evolución de la supuesta epidemia, intentando mantener a niveles mínimos el número de infectados y de esta manera concretar la mejor organización de la población, ya que a la fecha el pueblo se encuentra vulnerable e indefenso. Mientras no tengamos una información veraz, dudamos de lo que se nos dice. Por nuestra parte estamos haciendo las determinaciones necesarias, mismas que contrastaremos con las de los especialistas. Adelantamos que hemos dividido al mundo en 12 zonas, cada una con un patrón epidemiológico característico y con actuaciones específicas en función de los factores de transmisión de la enfermedad y de los hábitos de conducta de las personas. Los datos no nos cuadran con lo que se dice, por ello reiteramos nuestra disposición para escuchar a los expertos, mismos que están obligados a informar al pueblo. La solidaridad no se mendiga, se exige.

Profesores: Héctor Cuapio Ortiz, Juan Manuel Torres Merino, Guillermo González Cuevas y Hugo Torres Merino. Teléfono 5229-4400 extensión 44025

R: Tenemos que reditar lo sucedido cuando el temblor: la sociedad civil en acción para sustituir la ineficacia de un gobierno en quien la población no cree. Por favor, manténganse en contacto.

Asunto: exposición extrema

Nos unimos a los compañeros médicos del ISSEMYM. Desde hace casi 20 días se registraron los primeros casos de influenza, pero el resto del personal de los diferentes hospitales no fuimos enterados hasta que la noticia estalló y para entonces algunos miembros del mismo personal pudieron haber sido contagiados. Por otro lado, a casi 10 días de la alerta nacional, los enfermos de todo tipo de varios hospitales (un caso es el hospital general 47 del IMSS) están en un total hacinamiento, de tal forma que un solo caso puede multiplicarse rápidamente sin que haya autoridad que esté a la altura del problema. No se puede abatir el brote epidémico sólo con cubrebocas y batas.

Personal médico del IMSS

R: El sistema hospitalario –IMSS, ISSSTEster, gobiernos estatales– ya era insuficiente. Las circunstancias actuales lo muestran en su dramática debilidad.