Usted está aquí: lunes 9 de febrero de 2009 Opinión Dinero

Dinero

Enrique Galván Ochoa
[email protected] • Foro: http://dinero.tv/

■ Defendiendo el peso como un perro

■ Actinver: a fin de año el dólar costará $14.80

■ El catastrofista innato

Felipe Calderón tendrá que decidir si continúa defendiendo el peso como un perro –López Portillo dixit– o lo deja flotar, para que el mercado determine su valor. En el primer escenario, seguiría desgastando la reserva internacional de divisas y, eventualmente, echaría mano del salvavidas de 30 mil millones de dólares que le lanzó la Federal Reserve. En el otro, dejaría de alimentar el saqueo y enfrentaría el duro ajuste que determine la oferta y la demanda. Nunca en la historia la perrada nacional le ha ganado la pelea a los especuladores, éstos suelen ser políticos y empresarios bien conectados, –como pudo verse con claridad en la crisis zedillista. Los resultados de la defensa calderonista son lamentables: de octubre a febrero el dólar ha subido de $9.98 hasta rozar los $15 pesos. En devaluaciones anteriores, con las arcas vacías, o a punto de vaciarse, el gobierno en turno se vio obligado a dejar que el peso flotara. Los primeros días, o semanas, el dólar se fue a las nubes, luego bajó. Algunos expertos dicen que en otros tiempos no existían las robustas reservas de hoy. Así es, pero tampoco las enormes inversiones en pesos –bonos gubernamentales, acciones de la Bolsa Mexicana de Valores, derivados financieros– de bancos extranjeros e inversionistas internacionales y locales desesperados por rescatar su dinero y convertirlo en billetes verdes. Al final, el gobierno panista se podría quedar sin fichas, como ya sucedió a sus antecesores priístas.

La sombra de la derrota

Estamos en vísperas de elecciones y el efecto de un dólar disparado más allá de los 15 pesos complicaría la ya difícil posibilidad del gobierno panista de ganarlas. Quizá Zedillo se lo recordó a Calderón en Davos: el PRI perdió el control de la Cámara de Diputados después de la devaluación de 1994, el incremento del IVA y la no olvidada roqueseñal. Calderón podría optar por una estrategia intermedia: seguir defendiendo el peso en las semanas siguientes y abandonarlo después de las elecciones de julio. La canina maniobra costaría 30 mil millones de dólares, aparte de los casi 20 mil ya esfumados, o más. Tendría un costo pero también su beneficio: no se subastan o rematan gratuitamente 50 mil millones de dólares fresquecitos en un mercado superdemandado. En Estados Unidos los bancos rescatados han entregado acciones al gobierno. Aquí la operación se haría a la antigüita.

Sospechosista

Por ahí leí esta curiosa notita: “Existe la sospecha fundada de que bancos privados de capital extranjero en México pretendan captar todos los dólares posibles y enviarlos a sus matrices en el extranjero, causando en definitiva una fuga de divisas, sostuvo Enrique Serrano Escobar, secretario de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados”. Cuidao, eh, mucho cuidao, es priísta y de Ciudad Juárez. Los banqueros se van a poner a temblar.

El panorama

En su reporte semanal la Secretaría de Hacienda incluyó la opinión de la casa de bolsa Actinver: “Debido a que el peso sigue perdiendo valor y a que los inversionistas continúan teniendo una gran aversión al riesgo por el entorno global, Actinver revisó su estimado del tipo cambio a 14.80 pesos por dólar (ppd) para el cierre de 2009 desde 11.1 ppd que preveía en octubre del año pasado, esto en un contexto de menor actividad económica en México, menores ingresos petroleros, disminución en la inversión extranjera directa y remesas, y en general la aversión al riesgo”. Por lo tanto, “el banco central debe continuar apoyando al peso, ya que una paridad elevada puede afectar las expectativas inflacionarias para este año”. Si agregara a las “expectativas inflacionarias” las electorales del calderonismo el análisis de Actinver sería redondo. Conclusión: en dos años FC llevó al país a otra catástrofe.

[email protected] Populi

Asunto: consejazo

Si no me equivoco ya terminó el plazo para que el Ejecutivo federal propusiera a los consejeros profesionales para Pemex.

Francisco Garaicochea/Distrito Federal

R: ¿Será que primero quieren pedirle el favor a BO de que extradite a México a mister Madoff? Si en el consejo está Romero Deschamps, ¿por qué no el buen Bernie? Necesitan una figura internacional. Sigue pendiente resucitar el devaluado bono de 100 pesos. Armaría una pirámide que ni en Gaviotitán.

Asunto: el catastrofista innato

En materia de pronosticar el futuro de los pobres mexicanos (incluyendo a los “ricos” inconscientes que nos acompañan en el naufragio), soy y seguiré siendo sin remedio un catastrofista. Que conste que no es por problemas cognitivos, sino por la terca realidad que nos agobia todos los días. Para hacerle caso al señor Felipe Calderón, esperando (¡uf!) que me haga caso, va una propuesta en el tema de la seguridad. Dejaré (aun retractándome de lo dicho en el párrafo anterior) de ser un catastrofista, si la clase política y la oligarquía mexicana convierten en ley la propuesta siguiente: que a partir del 1º de enero de 2010, los servidores públicos de los tres poderes de la Unión, así como de los tres niveles de gobierno, más todos los señores de los partidos políticos y la oligarquía nacional, incluyendo por supuesto a sus familiares, prescindan, sin excepción alguna, de escoltas, guardaespaldas, equipos de seguridad, carros blindados, protección policiaca, etcétera, y salgan a la calle como cualquier ciudadano común y corriente.

Ing. Alfonso Hickman Sandoval/Distrito Federal

R: Lamento decirle, estimado ingeniero, que es usted un catastrofista innato. Bienvenido al club.

Regístrate para participar en la encuesta semanal:

www.elforomexico.com/index.php

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.