Usted está aquí: jueves 29 de enero de 2009 Opinión Dinero

Dinero

Enrique Galván Ochoa
[email protected] • Foro: http://dinero.tv

■ Los devaluadores reunidos en Davos

■ El heredero de la miss Gordillo

■ Enseñando a pescar (2)

El último devaluador del priísmo –Ernesto Zedillo– y el primer devaluador del panismo –Felipe Calderón– se reunieron en Davos. Los unen muchas cosas, no sólo la trágica experiencia de empobrecer a la nación. Son arquitectos principales del Fobaproa –Zedillo como presidente de la República y el entonces joven Calderón como dirigente del PAN. Cualquiera podría pensar que el milusos de varias compañías trasnacionales le dio un curso intensivo al actual ocupante de Los Pinos sobre la forma como podría enfrentar la secuela de la crisis. Sin embargo, no debió estar ausente el tema político. Cada día es más evidente que se mueven las piezas para posibilitar el regreso del PRI, ante el catastrófico fracaso del panismo. Lo importante es la supervivencia del dinosaurio, no el disfraz, sea tricolor o azul. Zedillo tuvo aproximaciones con el cártel panista antes de entregarle el poder a Fox, a quien inclusive financió con 100 millones de pesos porque al final de la campaña no tenía dinero para pagar la habitación del hotel que ocupaba con su jefa de prensa, la señora Marta. Salieron del presupuesto sin que estuviera prevista una partida autorizada por la Cámara de Diputados, lo que constituiría un presunto delito cometido en complicidad con el secretario de Hacienda, José Angel Gurría, luego ampliamente recompensado por el pripanismo. Quizá lo que andan cocinando es entregarle la banda a un priísta del grupo zedillista, no del salinista. Es algo que llevaría a serias reflexiones a don Beltrone, estarían sacándolo de la jugada. Por cierto, el ex presidente dijo que el Fobaproa americano va a costar menos que el mexicano. Descubrió el hilo negro, ese dato ya había aparecido en esta sección.

El heredero

La miss Elba Esther nombró heredero de su enorme imperio. No se sabe que tenga hijos varones, así que no es sorpresa que haya optado por su nieto, René Fujiwara Montelongo. Va a ser diputado federal, figura en el primer lugar de la lista de plurinominales del Panal. Reinará en su momento sobre un feudo impresionante: en primer lugar, el sindicato y sus cuotas, el partido político y el subsidio del IFE, el ISSSTE y el Fovissste, con todo el negocio de construcción de casas, la Lotería Nacional… más lo que se acumule esta semana.

[email protected] Populi

Asunto: zurdazos

Brevemente comento la experiencia de mi madre de 80 años de edad al ir a pagar el impuesto predial con el descuento de 30% para personas de la tercera edad. Tardaron más de cinco horas para que la recibieran para revisar los documentos en la oficina de San Jerónimo. El administrador decidió que la unifila era lo más efectivo, sin importar que las personas de la tercera edad tuvieran que estar de pie, algunas con muletas y con claras muestras de problemas de salud. Creo que el tesorero Rosendo Gutiérrez tiene muy buenas intenciones para mejorar los servicios. Sin embargo la burocracia hace que se desvirtúe cualquier intento.

Lic. Gabriela Sáenz Carrillo/Distrito Federal

R: Marcelo Ebrard enfrenta un grave problema de burocratismo y corrupción en la Tesorería, no nuevo, viene de tiempo atrás. No ha logrado resolverlo.

Asunto: enseñando a pescar (2)

Las cuentas que hice ayer estaban medio mal. No importa, de los errores se aprende. Espero sea irrelevante para tu espacio.

Antonio Cárdenas Flores/Lovaina, Bélgica

El mensaje del señor Cárdenas, de Bélgica, contiene una “pequeña” imprecisión de seis ceros: 825 mil millones de dólares divididos entre 7 mil millones de personas son 118 dólares y no 118 millones.

Francisco Chávez/Calgary, Canadá

Le sobraron unos ceros en su división. El gasto del paquete fiscal equivaldría sólo a 118 dólares por habitante mundial, que, desafortunadamente, son insuficientes para quienes creemos en anacronismos como que la educación y la salud son derechos humanos universales.

Ing. Adrián Niño de Rivera/Nueva Jersey

Leo su nota en La Jornada del 28/1/09, como habitualmente lo hago. Creo que la cantidad que se considera que nos tocaría a cada uno de los habitantes del planeta (118 millones dólares), en caso que se diera un hipotético reparto al cual, claro, me adscribo, es incorrecta. Digamos que es desalentadoramente menor.

Carlos Copertari/Córdoba, Argentina

Me gustaría señalar que el reparto de los millones sería la prueba última para que nuestros gobernantes demuestren que en realidad creen en su modelo económico. Al repartir este dinero, los consumidores, a través del “libre mercado”, “la oferta y la demanda”, serían quienes decidan qué empresas y sus productos se salvan; los deudores saldarían sus cuentas sin perder su patrimonio; los que pierdan su trabajo no pasarán penas, etcétera. Probado está que ni el socialismo recalcitrante ni el capitalismo extremo funcionan. ¿Por qué no probamos una combinación de ambos? Creo que repartiendo este “tesorito” es una buena forma de empezar.

Milton Muñoz/Alemania

Ciertamente sería un paraíso para el planeta que así pudiera ser, nada más que entonces ¿quién viviría en las ciudades perdidas y quién en las casas de Las Lomas?

Rubén Díaz-Ávalos, Ph.D./ Nueva York

R: Estimados amigos: enfocaron su atención en el desliz aritmético de nuestro paisano Antonio, avecindado en Bélgica, pero desestimaron lo que me parece la esencia de su propuesta: ¿por qué no entregarle a los pueblos del mundo el dinero de los rescates financieros que están organizando los gobiernos? Ya vimos que repartir fortunas a los altos ejecutivos de los bancos –Citigroup, AIG, Bank of America y un largo etcétera– no resuelve la crisis. Valdría la pena probarlo. No sería necesario darle a cada terrícola 118 millones de dólares, quizá con un millón, bien administrado, sería suficiente.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.