Usted está aquí: lunes 12 de enero de 2009 Opinión Dinero

Dinero

Enrique Galván Ochoa
[email protected] • Regístrese en el foro: http://dinero.tv

■ Obama y Calderón: lo disparejo del encuentro

■ Prioridades de la salud financiera

■ Carmen Aristegui desde hoy en MVS

Muy disparejo se ve el encuentro del presidente democráticamente electo Barack Obama y el presidente problemáticamente designado Felipe Calderón. El hawaiano sabe que no era el candidato favorito del mexicano. En uno de los peores resbalones que ha cometido en materia de política internacional, dijo públicamente, cuando Obama andaba en campaña y podía hacerle daño ante los electores, que a México convenía más su rival, John McCain, ya que entendía mejor los problemas del país, y, para que no quedaran dudas, le ofreció una cálida recepción en Los Pinos. Obama también tiene información privilegiada sobre la conflictiva situación que vivimos: la narcoviolencia fuera de control, la corrupción gubernamental y la nueva crisis financiera, que recientemente llevó a la Reserva Federal a abrir una línea de swaps por 30 mil millones de dólares al Banco de México, un salvavidas al devaluado superpeso. En cambio, Calderón va en tinieblas: desconoce la opinión que Obama tiene de él, de su gobierno y de sus funcionarios. Hábilmente, esquivó toda referencia directa a México a lo largo de la contienda electoral. Por lo pronto, tomó una precaución que se antoja prudente: no lleva a los impresentables Medina Mora y García Luna. Hará su debut internacional como cabeza del aparato de seguridad el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont. Tampoco lo sigue la cauda de superempresarios que han sacado provecho del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá. La idea de Obama es que debe revisarse, porque ha causado más perjuicios que beneficios, y lo prometió a los sindicatos. Hay que esperar cambios en el gobierno calderonista y son impredecibles. El mensaje que recibirá será claro: Washington no quiere “un Estado fallido” como vecino, una bomba que puede estallar en cualquier momento.

Some control, please

No es superfluo que los viajeros tengan en mente un dato: Barack adora a su Blackberry. Como todos los que somos adictos a este prodigioso teléfono celular, no se despega de él ni cuando va al baño. En los últimos días inclusive ha tenido un desencuentro con el Servicio Secreto, porque por medio del correo electrónico, de mensajes PIN o el messenger, se mantiene en contacto con sus colaboradores y sus partidarios, y eso cuestiona la confidencialidad con que debe guardarse la información oficial o privada del jefe del Ejecutivo. ¿Y qué tiene qué ver la Blackberry de Obama con la visita de Calderón? Es que en la reunión que tuvo con Bush, en abril del año pasado, uno de los funcionarios de la Presidencia, ni más ni menos que el subdirector de Coordinación de Avanzada de la Logística de Comunicación Social, se embolsó media docena de aparatos que habían sido “olvidados” por sus dueños. Hubo una denuncia del Servicio Secreto, la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, anunció que se abriría una investigación y Los Pinos tuvo que prescindir de los servicios del funcionario. (Por favorcito: no vayan a despelucar al señor Obama. Quizá con el tiempo olvide la mala vibra del apoyo a McCain, pero lo otro no lo perdonaría jamás).

Problemas de salud

También lo acompañan el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, y la canciller, Patricia Espinosa. Con buena fama entre los economistas, Carstens se sigue enredando cuando incursiona en temas de salud. Lo del catarrito ya es un joya del humor negro. Ayer su oficina emitió un comunicado en el que rechaza la posibilidad de una rebaja en el precio de la gasolina, aunque los consumidores consideran que no fue suficiente congelarlo. “Reducir el precio doméstico de este producto sería una decisión imprudente al arriesgar la buena salud de las finanzas públicas”, dice. ¿Qué, éstas no dependen de la buena salud de los finanzas de los contribuyentes?

Carmenmanía

Hoy a las seis de la mañana Carmen Aristegui comenzó a transmitir su nuevo programa de radio en la frecuencia 102.5 FM, del grupo MVS. La estación es conocida como La Mejor. Tiene una audiencia relativamente pequeña, pero sin duda Aristegui la pondrá en el primer lugar de rating en poco tiempo, como su anterior programa de la W. Merece amplio reconocimiento el grupo de Joaquín Vargas por darle espacio a la libertad de expresión.

[email protected] Populi

Asunto: la tecla equivocada

El 29 de julio de este año solicité un reporte de crédito al buró, al revisarlo me encontré boletinado por GE Capital Bank por tres adeudos que no reconozco. Solicité una corrección al buró y me asignaron el folio 243538. Después de trámites que tomaron muchos días, Antonio Ríos, del buró, me informó que había ocurrido un error y que se trataba de otra persona que se llama igual que yo, pero a mí me cargan sus adeudos. Sin embargo, no han corregido el error. En GE Capital Bank me sugieren que cambie de RFC. Qué fácil, ¿no? ¿A quién recurro?

R: Por lo pronto no sigas la sugerencia del banco, sería tocar la tecla equivocada. Es un delito falsear la identidad fiscal.

Asunto: tiros y tiradas

El recibo del pago anual del agua me llegó al doble. En la oficina de Agua y Saneamiento de Toluca me dijeron que tener dos “cortinas” tipo comercial en la entrada de mi casa equivalía a tener dos baños. La solución que me dieron para no pagar de más fue que tirara las cortinas o tirara el baño.

Juan Carlos Toledo/Toluca

R: Mmmm. Más bien parece una contribución disfrazada para solventar la campaña en televisión de Peña Nieto; le anda tirando a la Presidencia.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.