Usted está aquí: martes 14 de octubre de 2008 Opinión Dinero

Dinero

Enrique Galván Ochoa
[email protected] • Foro: http://dinero.tv/mexico/index.php

■ Lunes 13: se detuvo el gandallaje

■ El gobierno, nuevo socio de los bancos

■ Obama: crece su ventaja

Pueden encontrarse diversas explicaciones al súbito frenón que tuvo ayer la subasta de divisas del Banco de México –se ofertaron 400 millones de dólares, aunque corrieron versiones que luego se desmintieron de que serían 3 mil 400–, pero no debe faltar una: el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, en declaraciones que hizo el domingo en Washington, y que aparecieron ayer en La Jornada bajo la firma de nuestro compañero Roberto González, denunció la embestida de empresarios no identificados para hacerse de una parte de nuestras reservas internacionales. Lamentablemente la advertencia llegó un poco tarde: el gandallaje ya había asestado entre miércoles y viernes de la semana pasada un golpe de 8 mil 900 millones, y en momentos en que los ingresos por la exportación de petróleo y las remesas de los braceros muestran una tendencia a la baja. La explicación técnica a la falta de compradores del lunes 13 es que la postura del banco central fue alta: 13.21 pesos por dólar, la cotización del mercado libre era más baja. De cualquier modo, hoy volverán a ofertarse los 400 millones que no se colocaron ayer. Hay algo que debería replantearse en beneficio de la transparencia: el Banco de México da a conocer todos los detalles de las operaciones, pero guarda en secreto el nombre de los bancos adquirientes, y éstos, a su vez, se escudan en el secreto bancario para ocultar el de los compradores finales. La nación tiene derecho a conocer quiénes son los personajes detrás de la maquinación.

Washington, socio de bancos

Washington se alista a comprar acciones de los principales bancos del país como parte de su megafobaproa, en un esfuerzo por restaurar la confianza del público, secundando una acción en el mismo sentido de los gobiernos de Europa. En su lista se encuentran Goldman Sachs, Morgan Stanley, J.P. Morgan Chase, Bank of America, Merrill Lynch, Citigroup, Wells Fargo y Bank of New York. Algunos operan en México, destacadamente Citigroup, accionista principal de Banamex, y Bank of America. Es una situación inédita: ¿pueden funcionar en nuestro país instituciones bancarias en las que tenga intereses un gobierno extranjero? Así viene actuando, por lo demás, la aseguradora AIG, y la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas no ha puesto ningún reparo. Quizás a su presidente, Manuel Aguilera, le parece normal. ¿Y por qué el Fobaproa mexicano no estableció que la banca privada le cediera al Estado, es decir, al pueblo mexicano, acciones de los bancos que rescató?

Obama aventaja

Según The New York Times, el demócrata Barack Obama cuenta con 264 votos electorales y el republicano John McCain con 185. Se necesitan 270 para ganar la elección del 4 de noviembre, le faltarían únicamente seis. Por otro lado, una encuesta del diario The Washington Post revela que la intención de voto da una ventaja de 10 puntos a Obama. ¿Podría revertirse la tendencia? Están apareciendo espots que intentan exacerbar el racismo y podrían influir en algún sector de la población. Y falta un debate. Pero si las elecciones fueran este día el próximo ocupante de la Casa Blanca haría historia por el color de la piel, entre otras cosas. Por cierto, ayer presentó su plan anticrisis: propone una moratoria a los embargos de las casas de millones de estadunidenses que han caído en mora.

[email protected] Populi

Asunto: La Bamba

Para entender, enfrentar y resolver una crisis en cualquier ámbito de la vida, se requiere algo más que saber, por lo menos, cómo carambas se conduce una bicicleta, ¿o no?

Luz María Cahero/Distrito Federal

R: Doña Luz María. Ya lo dice la música popular: “Para bailar la bamba se necesita un poquito de gracia…”

Asunto: el beneficio de la duda

Lo bueno es que el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, nos advirtió que el Fondo Monetario Internacional se equivocaba a menudo. Habría que preguntarle si eso sucedía cuando él era funcionario del mismo, o después que se vino a México.

Arnulfo R. Gómez/Distrito Federal

R: Concédele el beneficio de la duda: el FMI comenzó a meter la pata cuando ya no contaba con sus servicios.

Asunto: lo que el viento se llevó

Nos puede explicar a sus lectores por qué los “bancos mexicanos” están enviando el 50% de sus recursos a sus filiales extranjeras. Esto lo comentó Guillermo Zamarripa, jefe de la Unidad de Banca, Valores y Ahorro de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Esto puede ser preocupante para la economía mexicana.

Eduardo Preciado Méndez/Distrito Federal

R: El día que Vicente Fox autorizó la venta de Banamex a Citigroup sin pago de impuestos se completó el traslado del control de 90% del sistema bancario nacional al extranjero. Ya antes Zedillo había dado luz verde en el caso de Bancomer. De los grandes sólo Banorte sigue estando en manos de mexicanos. Lo malo es que en momentos de grandes crisis, como la actual, las decisiones se toman en Nueva York, Londres, Madrid… a nosotros sólo nos queda pagar lo que deciden allá.

Asunto: otro zurdazo

Leí la carta del compañero Guillermo Marú Moreno, y quiero sumarme al izquierdazo del cual fue víctima. A mí me sucedió lo mismo: desde enero de 2002, año en el cual fui despedido del Metro cuando el director general era Javier González Garza, después de un proceso de más de cinco años, el Tribunal Colegiado falló en mi favor concediéndome la reinstalación. Sin embargo, las autoridades del Metro me negaron la plaza pagándome sólo los salarios caídos con el sueldo que percibía en 2002. A partir del mismo mes de enero de ese año he acudido en varias ocasiones en la madrugada a las oficinas del Gobierno del DF para solicitar la atención a mi caso, sin resultados.

Gildardo Meraz/[email protected]

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.