Usted está aquí: martes 27 de mayo de 2008 Opinión Dinero

Dinero

Enrique Galván Ochoa
[email protected] • Regístrate en el foro: http://dinero.tv/mexico/index.php

■ Faltan granos... y también campesinos

■ Se fueron de braceros

■ ¿Dónde andará Usabiaga?

Anoche Felipe Calderón salió a cuadro en cadena nacional de televisión para anunciar su programa para encarar la escasez y carestía de los alimentos. Entre otros objetivos figura incrementar la producción de maíz, frijol, trigo y arroz. Uno de los obstáculos que enfrentará es que escasean los campesinos. En los últimos tiempos –marcadamente desde la macrodevaluación zedillista de 1994– optaron –al menos medio millón cada año– por abandonar las tierras huyendo de la miseria. Se fueron de braceros a Estados Unidos. (La familia Fox, por ejemplo, emplea en sus ranchos a menores de edad y les paga menos que el salario mínimo.) Al gobierno mexicano la migración le ha resultado un buen negocio: sin hacer nada, excepto matarlos de hambre, consigue que nuestros paisanos envíen mas de 20 mil millones de dólares anuales a sus familias. Hubiera preferido que las cosas siguieran así por los siguientes siglos, pero la crisis de los alimentos es una bomba que amenaza con estallar. ¿Quién va a cultivar ahora las tierras abandonadas? Parece que fue un pequeño detalle que se les pasó a los asesores de Calderón. Por otro lado, ¿volverían a México los braceros atraídos por su programa? Un campesino convertido en mesero de un restaurante de Los Angeles gana 20 mil pesos al mes, mientras que el titular de Sedesol, Ernesto Cordero, ofreció aumentar la ayuda a las familias más pobres de 535 a 655 pesos mensuales. ¿Ustedes regresarían?

¿Dónde anda Usabiaga?

Esta nueva crisis ya se veía venir desde principios del sexenio de Fox. Como parte del “cambio” que había prometido, el 7 de diciembre de 2001 puso en vigor la nueva Ley de Desarrollo Rural Sustentable. Su finalidad era promover la producción y la productividad del campo. De esa ley se desprendió el Programa Sectorial de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural (tomen aire), Pesca y Alimentación 2001-2006, cuya meta, dijo el entonces secretario de Agricultura, Javier Usabiaga, era garantizar la producción de alimentos. Adicionalmente se constituyó el Consejo Mexicano del Desarrollo Rural, encabezado por el mismo Usabiaga, en el que participaron más de 100 personas, entre representantes de organismos campesinos, empresariales y los infaltables tecnócratas. Lo que siguió fue inyectar miles de millones de pesos al dichoso programa, aparte de otros miles de millones a Procampo. En uno de sus muchos excesos, Fox aseguró que Usabiaga era “el mejor secretario de Agricultura de la historia de México”. ¿Y dónde están los resultados? ¿Qué pasó con la ley, con el programa, con el Consejo Mexicano del Desarrollo Rural? De Usabiaga –los moneros lo caricaturizaban como Usaviagra– sólo sabemos que sigue siendo un próspero agricultor, el rey del ajo, y consejero de bancos. ¿Y dónde quedó el río de dinero que pasó por sus manos?

Refinerías

¿No creen que México debería tener una capacidad de refinación superior, o cuando menos igual, a la de Alemania o Italia? Ni los alemanes ni los italianos tienen petróleo, lo importan crudo de otros países. Sin embargo, su capacidad de refinación supera los 2 millones de barriles al día, en cambio, la de Pemex no llega ni a la mitad. Vende nuestro petróleo, crudo, a poco más de cien dólares el barril y lo compra, convertido en gasolina, a un precio enormemente más alto. Los gobiernos de Zedillo, Fox y ahora Calderón han preferido emplear la renta petrolera en subsidiar a los banqueros por conducto del Fobaproa en vez de construir refinerías. En esta página aparece una gráfica con los países de mayor capacidad de refinación, la cantidad de millones de barriles que procesan cada día y la participación que tienen en el negocio a escala mundial.

[email protected] Populi

Asunto: ¿tortillas caras? ... come cajeta

Saludos desde Celaya, donde al parecer se implementa un plan del gobierno de felipelandia para acabar con la obesidad y la diabetes. Muchas tortillerías dan a 10 pesos el kilo de tortillas, el pan está por arriba de 2 pesos la pieza y nos acaban de subir 25 por ciento el pasaje del transporte público. Creo que a base de dieta y ejercicio forzado en poco tiempo no tendremos gordos ni diabéticos.

Ing. Juan Valente Román

R: Un político mexicano seguramente haría una paráfrasis de las famosas palabras de la última reina de Francia, María Antonieta: si no hay tortillas ni pan, ¿por qué no comen cajetas? Las mejores son las de Celaya.

Asunto: inhumanos

Mi hermana, que es derechohabiente del ISSSTE, ya no dispone de recursos para seguir con el tratamiento de mi sobrina de 9 años. Fue a solicitar los servicios del ISSSTE, lleva cotizando más de 20 años, al hospital regional de la ciudad de Puebla. Llevó diagnósticos y análisis hechos en el CRIT de Oaxaca y en un hospital particular de Tehuacán. Pues sucede que en el ISSSTE no la quisieron atender, le dijeron que la llevara “allá donde te hicieron los análisis”. Mi sobrina se debate entre la vida y la muerte a causa de la prepotencia e ineptitud del personal de este hospital.

Dr. Jorge Corona Castuela/Puebla

R: Te aconsejaría que le enviaras un email al director general del ISSSTE, Miguel Ángel Yunes. Sin embargo, anda de viaje en Europa, por ahí lo vieron disfrutando las comodidades de la cabina de primera clase del avión. “Sólo” cuesta 6 mil dólares el boleto.

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.