Usted está aquí: jueves 3 de mayo de 2007 Opinión Astillero

Astillero

Julio Hernández López

Terrorismo

Primer ensayo rumbo al paro nacional

Abusos en retenes (que son un abuso)

América del Valle: la impunidad sigue

Ampliar la imagen Miembros del Frente de Trabajadores de la Energía en México se manifestaron frente a la torre de Pemex para rechazar las reformas a la Ley del ISSSTE y pronunciarse contra la eventual privatización de Petróleos Mexicanos Miembros del Frente de Trabajadores de la Energía en México se manifestaron frente a la torre de Pemex para rechazar las reformas a la Ley del ISSSTE y pronunciarse contra la eventual privatización de Petróleos Mexicanos Foto: José Antonio López

Miles de mexicanos realizaron ayer una múltiple y extendida protesta social que, de acuerdo con las modificaciones al Código Penal Federal selladas la semana pasada en el Senado, los colocaría en la condición de terroristas. Para fortuna de los manifestantes, las reformas jurídicas aún no han sido promulgadas por el fiscal de la República, Felipe Calderón, y a nadie es posible aplicarle una ley con sentido retroactivo que le perjudique. Pero, en el futuro muy cercano, hacer lo que se hizo ayer podría llevar a los ciudadanos protestantes a sufrir, según la gravedad de lo actuado, encarcelamiento durante un plazo que iría de los seis a los 40 años.

La clasificación de las protestas sociales como actos extremos de peligrosidad será posible a partir de que el artículo 139 del citado código ha establecido, junto a formas que claramente pueden ser utilizadas con sentido terrorista (el uso de "sustancias tóxicas, armas químicas, biológicas o similares (...) explosivos, armas de fuego, incendios o inundaciones"), la posibilidad de que "por cualquier otro medio violento" se produzca "alarma, terror o temor en la población" con el propósito de "atentar contra la seguridad nacional o presionar a la autoridad para que tome una determinación".

Los ciudadanos convertidos en terroristas mientras el condómino de Los Pinos (son muchas las fuerzas que habitan y dominan la casa presidencial) decreta con rapidez inusitada que militares muertos en una emboscada en Michoacán son héroes nacionales. Asido al poder castrense y permanentemente deseoso de quedar bien con quienes le sostienen, Calderón ni siquiera ha esperado a que comiencen las indagaciones judiciales respecto a lo que sucedió en la carretera Morelia-Huetamo para extender un precario certificado de heroicidad que no habrá de disminuir la molestia de segmentos militares por el uso excesivo del Ejército para tareas de combate al narcotráfico. Es socialmente muy peligroso, además, colocar a los soldados en ruta de desquites o de enviar mensajes de fuerza a sus atacantes, como sucede en la región llamada Tierra Caliente, donde medio millar de hombres de verde buscan a los autores de las muertes de sus compañeros, en una acometida que no tendrá entre sus prioridades el respeto a los derechos humanos.

Hay otros sufrimientos sociales que no reciben reconocimientos. Manuel González ([email protected]) relata, bajo el título "Con lágrimas de impotencia en Monterrey", que aprovechando el día de asueto decidió este martes viajar a Saltillo, con su esposa y su pequeño hijo, cuando "en la salida del Periférico, en el entronque con la carretera, había un retén de la AFI que me pidió que bajara del automóvil para revisarlo. Me obligaron a que les abriera el cofre y la cajuela, donde tenía juguetes de mi hijo que sin muestra de educación tiraron al piso, mofándose en mi cara de sus actitudes. Después, un individuo con 'conocimientos' en ingeniería automotriz dijo a su compinche que mi carro (Peugot) tenía doble piso y que era sospechoso, por lo que en cuestión de segundos tenía a más de seis personas desarmando mi carro a 38 grados en carretera y con un niño de un año y medio de edad llorando, ya que me obligaron a bajarlo de su asiento (...) Luego me quitaron mi credencial y según eso me buscaron en sus bases de datos por presunto narcotraficante y, después de más de 45 minutos investigando con herramientas de alta tecnología (un desarmador de cruz y uno plano), llegaron a la conclusión de que sus estudios de ingeniería en el MIT habían fallado, así como su base de datos conectada a la Interpol y, para finalizar, como toda buena película mexicana, se acercó un individuo encarando a mi esposa con una frase célebre: 'Señora, nosotros somos la autoridad'. Hubo cero detenciones en este operativo, pero al menos encontraron polvo blanco, aunque no de cocaína sino de fórmula para la leche de Lucio, mi hijo".

Obviamente, no es el único caso: el Ejército Zapatista de Liberación Nacional informa que el pasado 29 de abril, alrededor de las 19:30 horas, "elementos del Ejército federal hostigaron a los delegados de la comisión sexta" en un retén militar que está en la carretera que va de Montemorelos a Linares, Nuevo León. "Los militares revisaron e interrogaron agresivamente a [email protected] civiles" que acompañan a las comandantas Miriam y Eucaria y al comandante Zebedeo, "y les tomaron fotos a [email protected] y a los vehículos, los cuales revisaron exhaustivamente".

Astillas

En febrero de este año, América del Valle (quien se definió como "estudiante de 26 años, originaria de Atenco y perseguida política desde el 3 de mayo de 2006") escribió a esta columna que "es mentira que en nuestro pueblo exista calma y paz. Las secuelas de aquellos días rojos son un recuerdo vivo, en primera porque no estamos completos mientras no nos dejen de perseguir y no tengamos a nuestros compañeros libres absolutamente y, en segunda, porque los verdaderos criminales andan libres y premiándose a sí mismos por la saña y la desvergüenza que los caracteriza". Del Valle, integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, señalaba en febrero que "el cerco mediático que nos imponen, más los obstáculos del gobierno estatal y federal (...) no serán motivo para que bajemos la guardia, cuando el pueblo todo sabe que quienes atropellaron al pueblo andan libres, y que se pretende dejar presos a 30 compañeros por delitos fabricados y a decenas de compañeros bajo procesos penales falsos, y que siguen en la impunidad los culpables de violaciones sexuales a mujeres, de dos asesinatos y otros agravios, sin que haya responsables directos en la cárcel, ni los que ejecutaron ni los que ordenaron el salvajismo del 3 y 4 de mayo del año pasado"... Y, mientras Beatriz Paredes moderniza su comité ejecutivo nacional con dinosaurios que fueron gobernadores, y Calderón rinde homenaje a López Obrador al anunciar mil pesos al bimestre para viejitos, ¡hasta mañana, viendo cómo agarra vuelo www.astillero.tv!

Fax: 5605-2099 * [email protected] * www.juliohernandez.com.mx

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.