Usted está aquí: martes 3 de abril de 2007 Opinión Dinero

Dinero

Enrique Galván Ochoa

Internet al alcance de todos

El Anticristo

La Auditoría Superior

Reviviendo a Stalin

No es una idea nueva, pero es meritorio echarla a andar. Marcelo Ebrard anunció ayer un proyecto para crear una red de Internet inalámbrica en el Distrito Federal. Su uso sería gratuito. ¿Eso qué significa para efectos prácticos? Podrás ir al bosque de Chapultepec o al parque México o al bosque de Tlalpan; es decir, a cualquier sitio de la ciudad, y con tu laptop y el programa adecuado navegarás por la red. Ya hay otras ciudades del mundo que lo hicieron: Filaldelfia, Boston y San Francisco, y Los Angeles está por arrancar un plan similar. Ahora bien: no hay que descubrir el hilo negro. Ebrard habla de que hizo un trato con una compañía china para que instale la estructura. Posiblemente le convenga, antes de ultimar el convenio, conversar con los funcionarios de Luz y Fuerza del Centro, porque la red alámbrica de la compañía puede combinarse con la inalámbrica de los chinos, e inclusive dar servicio telefónico a las dependencias del gobierno capitalino. Sería un ahorro formidable.

El Anticristo

Por ahí anda un cuate predicando por diversas partes del mundo, y según esto tiene poderes sobrenaturales: sana casi todos los males, y no es precisamente el doctor honoris burris Vicente Fox. Se trata del puertorriqueño José Luis de Jesús Miranda, fundador del grupo religioso Creciendo en Marta, perdón, en Gracia. Se ha hecho tatuar un cabalístico 666 en un antebrazo y se presenta a sí mismo como el Anticristo. Su principal campo de acción es Centroamérica, donde hay mucha gente pobre y analfabeta. Sólo que acaba de darse un frentazo con el presidente de El Salvador, Tony Saca, quien le negó el ingreso al país. El Anticristo lo quiso intimidar diciendo que había visto en sueños que un terremoto asolaba a la pequeña nación.

Los paros

Quizá sin proponérselo, algunos líderes obreros se han convertido en los principales enemigos de los trabajadores. Cada primero de mayo anuncian un paro nacional. Los motivos sobran, ahora es la ley del ISSSTE. Sin embargo, Hernández Juárez y socios se rajan a la hora de la verdad.

Son muy ricos.

[email protected] Populi

ASUNTO: EL CRISTO DESNUDO

Leo con regularidad tu columna y en no pocas ocasiones he celebrado lo acertado de sus comentarios. Sin embargo, te doy mi opinión respecto al escándalo de un Cristo de chocolate en una galería de Nueva York, por el simple hecho de estar en pelotas. Me parece exagerado que preguntes si es una demostración de mal gusto. ¿Entonces el Jesús empelotado que está en la Sagrada Familia de Gaudí, en Catalunya, es también de mal gusto? Por el contrario, me parece excelente que se comience a ver a Jesús como lo que fue: un ser humano como todos nosotros.

Raúl Gatica /Montreal, Canadá

Soy católico, pero no comparto rituales y sermonería ideológica y empresarial de las jerarquías eclesiásticas. Admiro profundamente al Jesucristo histórico, no el bíblico, deformación perversa de quienes se hicieron del poder económico, político, ideológico y cultural en los 2 mil años anteriores. No creo que sea de mal gusto mostrar desnudo a un hombre que significa tanto para muchos.

Carlos Tapia /Morelia

Estimado Enrique: en la puerta posterior de la Iglesia de la Sagrada Familia en Barcelona, España, que es un proyecto del arquitecto Gaudí, aparece Jesucristo crucificado completamente desnudo. ¿Podremos por ventura considerarlo también de mal gusto?

Guillermo Salazar/Distrito Federal

R: Queridos amigos: no dije que fuera de mal gusto; les pregunté si lo consideraban así. Por lo demás, mi Cristo favorito es el de La Piedad, de Miguel Angel.

ASUNTO: REVIVIENDO A STALIN

El domingo leí en tu columna la polémica desatada en Rusia por una serie televisiva sobre Stalin. Para finalizar tu comentario te refieres a Stalin como "uno de los peores autócratas de la historia". Si bien es cierto que en su historial tiene cosas indefendibles, también es cierto que durante su régimen la Unión Soviética casi alcanzó el desarrollo científico y militar que a Estados Unidos le llevó más de 100 años. Después de la muerte de Stalin, empezó la decadencia de la Unión Soviética hasta llegar a su desaparición, abriendo el camino a una hegemonía capitalista imperialista que tiene al mundo cerca del caos. No se debe poner a Trotsky como un mártir o un verdadero revolucionario; nunca lo fue. Era un simple oportunista, estilo Pablo Gómez, Marco Rascón y otros perredistas seudoizquierdistas.

Alberto Ramírez A./Juchitlan

R: Estimado amigo juchitleco: en algo quizá nos ponemos de acuerdo: don José Stalin no fue exactamente una hermanita de la caridad. Como tampoco lo son -guardada la imprescindible distancia- muchos perredistas.

* [email protected] * Regístrate en el foro: http://dinero.tv/mexico/index.php *

 
Compartir la nota:

Puede compartir la nota con otros lectores usando los servicios de del.icio.us, Fresqui y menéame, o puede conocer si existe algún blog que esté haciendo referencia a la misma a través de Technorati.