Rescate del campo no será “regalando dinero”, adelanta Villalobos

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Víctor Villalobos Arámbula, próximo secretario de agricultura de la administración federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador, declaró que no es obsequiando dinero a los pequeños agricultores, como se los sacará de la pobreza.

En la inauguración del V Congreso Nacional de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México (CNPAMM), Villalobos Arámbula precisó que “no es regalándoles dinero a los campesinos, no es regalandoles un subsidio, cómo vamos a sacarlos de la pobreza. Lo que necesitamos es darles certidumbre respecto a lo que va a costar su producto, su cosecha, y cuando esto se establece el pequeño productor tiene claro que su maíz, frijol, trigo y arroz tendrá un precio que le garantizará un margen de ganancia o un beneficio económico”.

Tras señalar que la política agropecuaria del próximo gobierno tiene una marcada orientacion social”, expuso que 30 años de neoliberalismo en el campo, dejaron a muchos labriegos en la pobreza, por lo cual el sector debe ser “rescatado” con políticas públicas diferentes.

“En este modelo el campo fue ignorado, salvo una parte dedicada a aprovechar los espacios de la liberación del comercio exterior, que logró competir de manera exitosa en los mercados globales”.

Añadió que, “el campo tiene que ser rescatado de una condición de abandono, en favor del desarrollo de los sectores. Tiene que ser recatado del atraso tecnológico y de inversión, rescatado de la incidencia de la pobreza y desigualdad en la que están millones de familias campesinas, tiene que ser rescatado de las malas políticas públicas que en los últimos 30 años han agravado su situación”.

Expuso que actualmente “coexisten dos sectores asimétricos, uno moderno e integrado a procesos globales que generan riquezas, y otro en el que prevalece el atraso”.

Añadió que esta situación “no es funcional para un país que busca mejorar sus condiciones de desarrollo social y mantener un modelo de crecimiento económico estable”.

Apuntó que ello no quiere decir que se deba renunciar renunciar a los beneficios de un sector moderno como el que hoy opera con éxito en el país”, los agroempresarios.

Subrayó que la inclusión de los menos favorecidos de los territorios rurales a los “beneficios del desarrollo no es un objetivo que opere en contra de los legítimos intereses de los agroempresarios, por el contrario la pobreza es una situación que imposibilita el mejor desempeño económico”.

Habló de los precios de garantía y detalló que en maíz se apoyará a agricultores con hasta cinco hectáreas y 20 toneladas; frijol, con hasta cinco hectáreas y 15 toneladas; trigo panificable, con hasta 100 toneladas, y arroz, con hasta 120 toneladas.

En apoyo a los pequeños productores, prioritariamente aquellos en condiciones de pobreza, la estrategia de precios de garantía, que abarca los cultivos de maíz, frijol, trigo panificable y arroz, así como la lecha fresca, arrancará con las cosechas del Ciclo Otoño-Inverno 2018-2019, en el caso del trigo panificable y el arroz, productos que presentan mayor déficit de disponibilidad nacional.

Para el maíz y el frijol, la aplicación del esquema será a partir de las cosechas del Ciclo Primavera-Verano 2019, en tanto que la leche fresca tendrá este incentivo a partir del 1 de enero de ese año.


Últimas noticias