'Pacto de caballeros', foco de averiguación de la Cofece

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Jueves 8 de noviembre de 2018. Un nuevo episodio sacude al balompié tricolor. La Federación Mexicana de Futbol (FMF) y los más de 300 equipos profesionales que agrupa, así como sus dueños, directivos, cuerpo técnico y los futbolistas con sus representantes son objeto de la investigación que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) inició por la posibles prácticas monopólicas absolutas en el mercado del fichaje de jugadores profesionales en el territorio nacional.

El proceso comenzó desde el 29 de de junio de este año, pero el organismo antimonopolios la dio a conocer apenas ayer. Nosotros vamos a ver a todos los participantes del mercado y en su caso requerirles información, podemos hacerles visitas domiciliarias y citarlos a comparecer para determinar si están incurriendo en prácticas que atenten contra la competencia, aseguró Sergio López, titular de la Autoridad Investigadora de la Cofece, en entrevista con La Jornada.

La investigación, dijo, es inédita y sienta un precedente para la Cofece porque es la primera que lleva a cabo sobre la contratación de recursos humanos. Entramos al mercado laboral para ver si los procesos reclutamiento y contratación pueden afectar las condiciones de competencia respecto de la movilidad de los empleados, puntualizó.

Si la comisión comprueba que algún club violó la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE) se le puede sancionar hasta por el 10 por ciento de sus ingresos y las personas involucradas pueden ser encarceladas de 5 a 10 años, además de ser inhabilitadas durante un quinquenio en sus empresas.

Si bien Sergio López enlistó que la investigación abarca desde los jugadores hasta los dueños de los equipos, aclaró que la ley le impide revelar los nombres de los involucrados.

Indagatoria por oficio

La Cofece inició la investigación por oficio, no por denuncia, al contar con elementos suficientes y una causa objetiva que pudiese indicar la existencia de prácticas monopólicas previstas en la LFCE.

El pacto de caballeros pareciera ser el foco de esta indagación debido a que cumple con los elementos de un arreglo entre competidores, señaló el abogado Ernesto Meade, presidente del Pleno de la Comisión de Apelación y Arbitraje del Deporte.

“En una práctica monopólica, de acuerdo con la ley, hay un acuerdo entre competidores que tiene como fin fijar precios, obligaciones de qué hacer o no, imponer condiciones de contratación. El pacto de caballeros sin duda cumple con estos puntos”, sostuvo Meade en entrevista con La Jornada.

El pacto de caballeros es un acuerdo de palabra entre directivos de la Liga Mx, fuera de los estatutos de FIFA, para controlar las transferencias de los futbolistas que hayan terminado su contrato y deseen fichar con otro equipo, con el fin de que los clubes protejan sus intereses y la inversión que hicieron en los jugadores.

Meade destacó que en caso de que se compruebe esta práctica se erradicaría para siempre, porque la orden provendría de una autoridad federal, que deberán acatar la Liga Mx y la FMF.

Sin importar el ramo, las prácticas monopólicas suelen realizarse en lo oscuro, no dejan rastro para evitar ser castigadas, dijo Meade. No obstante, la Cofece tiene muchas facultades para realizar la investigación. Puede citar a personas a declarar, revisar documentación, tomar en cuenta reportajes o declaraciones que se hayan hecho a los medios, detalló.

Indicó el caso de los dobles contratos, otra polémica que salpicó hace unos meses al balompié mexicano y propició una auditoria a los clubes, tiene pocos elementos para ser considerada como práctica monopólica porque compete al ámbito laboral.

AMFpro ofrece cooperación

Álvaro Ortiz, presidente de la Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales (AMFpro), explicó que no se ha erradicado el pacto de caballeros, pero está cerca de llegar a su fin, luego de que hace unos meses el organismo y la Federación Mexicana de Futbol acordaron que trabajarían en conjunto para eliminarla del balompié nacional.

Lo que se logró fue una transición, de hecho estamos en pláticas con la federación, estamos en mesas de trabajo, todavía no llegamos a un acuerdo y eso lo hicimos público, salimos conjuntamente a decirlo y va bastante bien, pero no se había quitado totalmente. De hecho, una de las partes es esa, tener un reglamento de competencia, pero de lo otro (averiguaciones de la Cofece) no puedo decir mucho porque no tengo conocimiento, aseveró.

Aseguró que la AMFpro cooperará, en caso de ser requerido, con las investigaciones que actualmente lleva a cabo la Cofece dentro los clubes del balompié nacional, en torno a las posibles prácticas monopólicas en los contratos de los jugadores.

No tenemos notificación, no estamos al tanto oficialmente, no sabemos en qué se basa todo esto, pero estamos en la disposición de cooperar en lo que se tenga que hacer. Quiero ser respetuoso y primero ver qué es lo que está pasando, indicó Ortiz ayer durante el Congreso Jurídico Deportivo Internacional de FIFpro que se efectúa en Ciudad de México.

En tanto, el técnico de Chivas, José Saturnino Cardozo, aceptó que no metería las manos al fuego por el futbol mexicano ante la investigación de la Cofece. No pongo las manos, cuido mucho mis manos, señaló entre risas.

Respecto a los contratos dobles, apuntó que en su etapa con Toluca nunca vivió una situación de esta índole. Yo jugué con Toluca y nunca existió eso, nunca firmé un contrato doble, señaló.

Últimas noticias