Difunde Conapred prejuicios relativos a crisis migratorias

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) publicó un documento con los mitos o prejuicios que suelen darse en contextos de crisis migratorias, como en el caso de México.

“Si dejamos que entren, llegarán más”, es una de las ideas que se puede difundir entre las personas; sin embargo, el Conapred señala que en la actualidad, el flujo de personas a través de las fronteras internacionales no es mucho mayor que en el pasado.

En comparación con la población mundial, expone, el número total de migrantes internacionales y personas refugiadas y asiladas, de cualquier tipo, se ha mantenido relativamente estable desde la década de los años 60 del siglo pasado: alrededor de 3 por ciento.

Agregó que los flujos migratorios –incluso los desplazamientos numerosos y organizados, como la caravana de centroamericanos- originados por diversos motivos tienen un límite demográfico.

El Conapred señala que ante este contexto la solución no consiste en el cierre de fronteras y el rechazo a este flujo, sino que requiere pasar por una política de hospitalidad, acogida e integración, así como por realizar las inversiones necesarias para reducir las presiones migratorias de emergencia.

Indica que siempre ha habido y habrá migraciones internacionales. “Las sociedades deben encontrar las mejores reglas para su gobernanza, y la decisión de “levantar muros” no es una solución eficiente ni duradera”.

Otro de las ideas que se cree es que los migrantes “quitarán los empleos”, a ello, el Conapred expone que la migración laboral tiene una motivación directa con la búsqueda de trabajo “pero la evidencia internacional demuestra que no implica una competencia por los puestos de trabajo con la población nativa, ya que se concentra en segmentos laborales muy específicos, en la base de la pirámide o en empleos muy especializados”.

Por el contrario, añade, las migraciones representan contribuciones importantes al desarrollo de los países de origen y destino, tienden a incrementar la productividad, la competitividad y los contactos internacionales de la economía.

“ Las personas migrantes están predominantemente en las etapas productivas del ciclo de vida, suelen ser más educadas y calificadas que quienes no migran, son emprendedoras y audaces”, expone.

Además, “México tiene uno de los porcentajes más bajos de población extranjera del continente americano y de la OCDE, muy lejos del promedio internacional. Ni siquiera uno por ciento de la población en México es extranjera, en comparación con 13 por ciento en promedio para los países de la OCDE y 8 por ciento para el continente americano”.

Sobre la idea de que los migrantes “son delincuentes”, el Conapred expone que este calificativo se repite en los discursos xenófobos y racistas en Estados Unidos sobre los mexicanos “y tampoco es cierto”.

Resalta que la caravana de migrantes centroamericanos “está compuesta por víctimas de la violencia, la pobreza y la exclusión social en sus países de origen.

“De hecho, el triángulo norte de Centroamérica, Guatemala, El Salvador y Honduras, es una de las regiones más violentas del planeta”.

Calificar a los migrantes de “como criminales es culparlas de tratar de ejercer su derecho a existir, huyendo de sus lugares de origen lo cual es en muchos casos su única alternativa”, expone.

Últimas noticias