Defraudan más de 600 mil empresas fantasma al SAT

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El Servicio de Administración Tributaria ( SAT) identificó a más de 600 mil empresas que podrían estar realizando operaciones de facturación simuladas para evadir al fisco.

El administrador central de planeación y programación de auditoría fiscal federal, Samuel Arturo Magaña Espinosa, informó que también se detectaron más de 13 mil socios o accionistas de estas empresas denominadas como fachadas o fantasmas, y van desde un rango de omisión de entre un millón hasta 120 millones de pesos.

En conferencia de prensa, señaló que las empresas sospechosas pertenecen a diversos sectores: comercializadoras, prestadoras de servicio, empresas de comunicación y equipos de futbol, entre otros.

El SAT identificó un nuevo esquema agresivo de simulación fiscal que están utilizando los contribuyentes para evitar el pago del impuesto sobre la renta, mediante empresas facturadoras de operaciones simuladas, así como de prestanombres que participan como socios de dichas empresas.

El funcionario informó que las empresas facturadoras realizan operaciones superiores a 2 billones de pesos al año y el monto del impuesto omitido por éstas es de alrededor de 30 por ciento.

Además, tienen un doble efecto porque retienen el impuesto, pero no se entera al fisco. Por un lado, reciben el dinero y por el otro hay una retención que no se entera al fisco federal. Este esquema es el que utiliza la mayoría de las empresas.

En estos esquemas hemos detectado y filtrado en la base de datos de trabajadores registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y nos llevamos sorpresas al verificar que estas empresas utilizan a trabajadores que ya están muertos, empleados que simultáneamente están en 27 empresas y todo eso es para generar saldos o aplicaciones fiscales y matar la retención y no enterar al fisco federal”.

En el esquema identificado se involucra a sociedades pagadoras que evitan el entero de las contribuciones a su cargo, aplicando en su beneficio el crédito al salario, deducciones y compensaciones improcedentes.

Estas empresas sospechosas además de no pagar impuestos, no tienen registrados trabajadores, ni activos. Tenemos coincidencias o de contaminación de riesgo, que nosotros llamamos, de representantes legales, de socios o accionistas o de personas que están encargadas de la administración de éstas que viven en zonas marginadas.

Magaña Espinosa dijo que los domicilios fiscales son virtuales o locales abandonados, con empresas que generan entre 200 y 300 millones de pesos. Estas empresas, agregó, están creadas ex profeso para defraudar al fisco.

Entre los 13 mil socios o accionistas de estas empresas se ha identificado a personas políticamente expuestas. En los rubros de empresarios y personalidades de medios de comunicación o del deporte, refirió.

Estimó que el monto de la facturación apócrifa para eludir impuestos asciende a 2 billones de pesos anuales.

Se ha identificado que están involucrados en el uso de este esquema socios, accionistas y representantes legales de grandes empresas, a quienes se les ha invitado a corregir su situación fiscal de manera voluntaria y evitar así que se sujeten a proceso por la posible comisión de un delito.

En el primer caso identificado de un contribuyente que utilizó este esquema se le invitó a corregir su situación fiscal de manera voluntaria y pagar más de 161 millones de pesos correspondientes al ISR de cinco ejercicios fiscales, lo que posibilitó concluir con ello el procedimiento de carácter penal. Hasta el momento se ha logrado recuperar 400 millones de pesos.

De acuerdo a la Secretaría de Hacienda, el universo de contribuyentes activos registrados es de un millón 943 mil. Las 600 mil empresas que simulan operaciones equivalen a 30 por ciento.

Últimas noticias