Cofece, gran aliado de AMLO en atender primero a los pobres

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) puede ser “un gran aliado” del próximo gobierno porque la agenda del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de atender “primero a los pobres” resulta complementaria sino es que la misma que la agenda del organismo antimonopolios de “erradicar los privilegios económicos del país”.

Así lo aseguró Alejandra Palacios, presidente de la Cofece, y comentó que durante su reciente comparecencia en el Senado de la República hubo interés de impulsar varios temas que maneja la comisión.

“A mi juicio temas que les llamaron la atención son el de facilitar la entrada de medicamentos genéricos al mercado, que implica hacer algunas modificaciones para proteger correctamente a quienes generan medicamentos innovadores pero no hacerlo de más, y también el de fortalecer la entrada de más competidores al sector financiero”, detalló.

También senadores y autoridades han mostrado interés por la agenda en contratación pública que la Cofece ha impulsado desde hace tiempo lo mismo que eficientar del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Incluso consideró que desde las Secretarías de Hacienda y de la Función Pública se pueden hacer modificaciones por decreto a las regulaciones en contrataciones públicas para que el gobierno “compre mejor”.

Eso no excluye, aclaró, que el gobierno realice un trabajo conjunto con el Poder Legislativo para modificar las leyes de adquisiciones y de obra pública, pues insistió en que debe existir una ley federal al respecto para que no se repita lo que hizo el Congreso de Tabasco de modificar su legislación local para ampliar la discrecionalidad del gobierno estatal para que adjudique contratos sin licitaciones de por medio y contra la cual la Cofece solicitó al gobierno federal que interponga una controversia constitucional ante la SCJN.

INCERTIDUMBRE POR SUELDOS

La comisionada también admitió que hay “incertidumbre” entre directivos de la Cofece por la nueva Ley Federales de Remuneraciones de los Servidores Públicos que entró en vigor en esta semana y queestablece que ningún funcionario debe ganar más que el presidente de la república.

“Todos los cambios generan incertidumbre y los servidores públicos estamos con el reto de conocer cómo va a ser nuestra relación con el nuevo gobierno. La incertidumbre me parece normal y nosotros, en la Cofece, tenemos que armar relaciones con el nuevo gobierno porque una cosa es ser autónomo como institución y otra cosa es no tener puentes y lazos de comunicación, y vamos a tener que construirlos con la nueva administración”, señaló.

No obstante, la presidente de la Cofece que comentó ganar alrededor de 150 mil pesos netos mensuales, dijo que será hasta 2019 y con el nuevo presupuesto cuando se tenga “el impacto más fuerte” de dicha ley, pues si bien ésta establece que nadie debe ganar más que el presidente, éste sigue siendo Enrique Peña Nieto hasta el 30 de noviembre y “no ha cambiado su sueldo”.

Además los presupuestos y sueldos del sector público son anuales y entonces, hasta que termine 2018 “no habrá una modificación importante en el sueldo de los servidores públicos”. El pleno de la Cofece, dijo, elaborará el presupuesto para el año próximo y ahí se determinarán los sueldos, pero por lo pronto refirió que la Secretaría de Hacienda ya les remitió un oficio para informarles que el presidente ganará 108 mil pesos a partir de enero de 2019.

Palacios ponderó que la Cofece es un organismo austero y ninguno de sus funcionarios tiene guarura ni hace cargos por gastos de representación además de que ha logrado ahorros en viáticos y en comunicación social pues este año esto rubros no excedieron los 2 millones de pesos cada uno.


Últimas noticias