México da bienvenida a migrantes sólo en discurso y no en acciones

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México.  El gobierno mexicano ha dado la bienvenida a los migrantes de las diferentes caravanas, pero sólo en el discurso y no en las acciones, aseveró Bartolo Fuentes, ex legislador y periodista hondureño acusado por las autoridades de su país de financiar y organizar "por motivos políticos" el éxodo de miles de sus connacionales.

"El presidente de México (Enrique Peña Nieto) les dice que son bienvenidos, que están en su casa, pero las imágenes nos dan otro mensaje, pues hemos visto un helicóptero de guerra (de la Policía Federal) que sobrevolaba muy cerca de personas que intentaban atravesar la frontera por el río Suchiate, o a policías federales cazando a los migrantes. Eso no es una bienvenida".

El también activista dio una conferencia de prensa esta tarde en la que rechazó los señalamientos en su contra del gobierno de Honduras que lo ubicó como organizador del éxodo. Afirmó que lo único que él hizo fue orientar a la gente sobre las opciones que podrían tener al salir de esa nación centroamericana y cómo solicitar refugio ya fuera en México o Estados Unidos; además enfatizó que organizar esta movilización tampoco representaría un delito.

Por el contrario, subrayó que los verdaderos organizadores de esta numerosa caravana son la corrupción de la administración "militarista" de su país y el "verdadero invasor", los Estados Unidos, que por décadas han explotado los recursos naturales y la mano de obra de miles de sus connacionales con sueldos miserables. Elementos ambos que han generado la terrible pobreza, violencia e inseguridad.

"Esta caravana cambió la manera en que la gente sale de Honduras. (Al gobierno) no le importa el dolor o la esperanza de esta gente. Ni ellos ni los Estados Unidos quieren reconocer que sus políticas de despojo han generado 6 millones de pobres en el país y 3 millones en pobreza extrema. ¿Cómo no va a salir la gente?". Por ello dijo que lo que realmente le enoja tanto a la administración de su paìs como a Donald Trump es que esta numerosa forma de desplazamiento forzado evidenció a escala global la crisis humanitaria.

Dijo que no busca refugio en ningún país, pues aunque, "temo por mi vida", su objetivo es regresar a Honduras y colaborar para transformar la situación en esa nación. Agregó que por las acusaciones "falsas" en su contra, presentará una denuncia contra La canciller hondureña, María Dolores Agüero.

Últimas noticias