Detallan omisiones oficiales en afectaciones del 19-S

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. A casi un año del sismo del 19 de septiembre de 2017, académicos y organizaciones de derechos humanos, entre ellos Fray Francisco de Vitoria, presentaron el proyecto Documenta desde Abajo, informe donde ofrecen testimonios detallados sobre las afectaciones a las personas damnificadas por el fenómeno natural en la Ciudad de México y en el cual enfatizan la responsabilidad de autoridades por omisión.

Francia Gutiérrez, de Damnificados Unidos, María Paula Saffon, del IIj-UNAM, Jaime Vera, de El Colegio de México, y Carlos Ventura, del CDH Vitoria, entre otros coincidieron que para poner fin a las violaciones de derechos de las personas damnificadas la próxima administración de la CDMX debe cumplir de inmediato las medidas de reconstrucción que permitan a las personas recuperar sus viviendas sin demora ni endeudamiento.

Las brigadas de documentación entrevistaron alrededor de 200 personas damnificadas ubicadas en 45 lugares diferentes, principalmente campamentos y albergues de Cuahutémoc, Benito Juárez, Tláhuac, Xochimilco, Iztapalapa, Milpa Alta, Coyoacán, Magdalena Contreras y Álvaro Obregón.

Entre los hallazgos fundamentales, resaltan las ausencia política adecuada de vivienda temporal posterior al sismo. "El gobierno de la CDMX cerró de manera prematura los albergues oficiales cuando la gente seguía necesitando alojamiento de emergencia o temporal. Asimismo los afectados señalaron la ausencia o inacción de autoridades en labores de búsqueda y rescate, el resguardo de objetos personales, labores de evacuación cuando el inmueble lo ameritaba, La producción de dictámenes oportunos y el anuncio de decisiones sobre reconstrucción".

Indicaron que la mayoría de los damnificados reportaron problemas o irregularidades de los gobernantes en sus obligaciones de dictaminar, demoler o reconstruir nte la falta de información precisa, transparente y pública sobre el estado de los inmuebles según las evaluaciones técnicas. Incluso un porcentaje importante de los entrevistados reportaron que quienes sostenían el hogar perdieron su empleo después del sismo y otros obtenían su sustento de donaciones o apoyos públicos, lo cual generó empobrecimiento de la población damnificada y con ello, el tránsito o aumento a una situación de vulnerabilidad socieconómica.

"Documentamos una importante desigualdad en la presencia y actuar de las autoridades en las delegaciones más y menos pobres o periféricas. En albergues y campamentos de Tláhua, Xochimilco, Milpa Alta, Iztapalapa y Magdalena Contreras, hubo ausencias de los encargados de seguridad y vigilancia en la protección de derechos humanos, mayores problemas con las autoridades centrales presentes por falta de apoyos, y menor provisión de servicios públicos básicos que en las delegaciones menos pobres que documentamos".

Agregaron que el informe es producto de un esfuerzo colectivo de la academia y organizaciones de la sociedad civil para ofrecer una narración no oficial deos hechos después del sismo. Participaron más de 120 estudiantes y académicos del Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social (Cursas), El instituto de investigaciones Jurídicas (Iij) y facultades de Ciencias Políticas y Sociales, de la UNAM, Derecho, Sociología y Ciencia Política, Comunicación y Cultura de la UACM, Instituto Mora, así como El Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, por mencionar algunos.

Últimas noticias